Alegan UPR da becas por “pala”

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

El rector de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, Carlos Severino, defendió ayer la otorgación de dos becas presidenciales que presuntamente fueron otorgadas a jóvenes vinculados con el gobierno actual y con Antonio García Padilla, hermano del gobernador Alejandro García Padilla. 

“Se hizo una convocatoria estrictamente para las áreas de difícil reclutamiento en estricta observación a la disposiciones reglamentarias, según establecido por la Junta de Gobierno. Aquí no se ha violado ni un solo estatuto”, aseguró Severino, quien agregó que  “yo le puedo asegurar que, en mi caso ,no hubo ningún tipo de presión de nadie”.

Según supo Metro, las becas serían otorgadas a Carlos Pagán, quien fue asistente del hermano del gobernador, y a Arturo Ríos Escribano, quien laboró como principal asesor del gobernador en asuntos laborales hasta el 2014. La beca presidencial es para estudios fuera del país y le garantiza al estudiante una plaza en la UPR al culminar sus estudios, ya que los grados subsidiados son en disciplinas de difícil reclutamiento y en las que hay necesidad en el primer centro
docente del país.

“Aquí en el Recinto hubo un caso que fue recomendado por la unidad (de difícil reclutamiento), pero hubo otros casos que se enteraron de la convocatoria en la página de la Junta de Gobierno y que solicitaron. También se agregó el de carácter discrecional, que permite al presidente la discreción, que fue refrendada por la Junta de Gobierno, de dar la beca presidencial que sea por su propia consideración”, dijo Severino a preguntas de este diario. Explicó, además, que “las personas que han sido seleccionadas, por lo menos en Río Piedras, son personas que tienen méritos sobrados para eso”.
De acuerdo con la Certificación número 72 de 2006-2007, el programa apoyará las recomendaciones consignadas por los rectores y rectoras de los candidatos, pero también establece que, en casos extraordinarios, el presidente puede otorgar la beca.

El 3 de julio de 2015, el presidente de la UPR, Uroyoán Walker, emitió una comunicación en la que solicitaba a los rectores que sometieran sus recomendaciones el día 15 de ese mes, dejando menos de dos semanas a los rectores para que presentaran candidatos.

Ante esto, el profesor y licenciado Carlos Díaz Olivo opinó que el proceso fue uno atropellado y que no fue abierto a toda la comunidad universitaria. “Hay otros estudiantes igualmente capacitados que no tuvieron esta oportunidad”, subrayó Díaz Olivo, al denunciar que la comunidad universitaria se dio por enterada cuando ya las becas estaban otorgadas. Fue mediante la Certificación 157 del año 2013-2014 que se consignó $350 mil para esta beca.  Sarah Vázquez

Loading...
Revisa el siguiente artículo