Expresiones de religioso ante el zika pueden interferir con la salud

Debate. Voces del área de la medicina, la religión y de la educación reaccionan a los métodos para prevenir zika.

Por Karixia Ortiz Serrano

Mientras el Gobierno declaró la semana pasada emergencia de Salud Pública por el virus zika, ayer el arzobispo de San Juan, Roberto González Nievez recordó la posición de la iglesia católica sobre algunas de las medidas de prevención para evitar el contagio del mismo.

Uno de los métodos que el Departamento de Salud (DS) ha promovido es la utilización de profilácticos por la alegada relación de contagio que pueda darse por vía sexual. Además, la población en mayor riesgo son las embarazadas, pues enfermarse con el virus en el periodo de gestación puede afectar la salud del feto, provocando el posible desarrollo de enfermedades neurológicas, microcefalia o calcificaciones intracraneales. Inlcuso, la Organización de la Naciones Unidas (ONU) ha comunicado que en los lugares donde está afectando el zika se les permita a las mujeres el aborto ante las potenciales malformaciones que pueda sufrir el no nacido.

En Puerto Rico, hasta el momento, se confirmó un caso de una embarazada y 20 personas con el virus zika.

Por las medidas de prevención ante el estado de emergencia por la salud es que el arzobisco reiteró en una comunicación escrita la posición de la igelsia. “Las enseñanzas de la Iglesia sobre el uso de profilácticos es bien conocida. Más bien invito encarecidamente a las personas a que, tanto hoy en día, como en todo momento, practiquen la disciplina personal, que creemos es la única actitud racional y de fe que puede prevenir radicalmente a toda persona, entre otras cosas, de las enfermedades de transmisión sexual, como ya ha quedado probado en otros casos de emergencia en el campo de la salud pública y la sana organización familiar y social”, manifestó González Nieves mientras, no justificó el aborto.

“Yo soy bien católica, pero yo tengo que diferir del arzobispo, hay que usar preservativos y es recomendado por CDC y el Departamento de Salud que las embarazadas usen preservativos y cualquier persona contaminada use preservativos”, dijo la secretaria del Departamento de Salud Ana Rius en entrevista con Radio Isla 1320.

Por otra parte, el catedrático de la Escuela Graduada de Salud Pública, el doctor Carlos Rodríguez Díaz, indicó que estas declaraciones recuerdan y pueden compararse cuando el cardenal Luis Aponte Martínez rechazó el uso del condón para prevenir el contagio del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

“Ciertamente aunque no podemos constatarlo con números, sabemos que tuvo un impacto en lo que la gente cree”, indicó el galeno. Además, agregó que la postura de González Nieves puede abonar a la creación de “mensajes bien confusos” por la oposición de las posturas.

“Esas expresiones plantean un problema de salud pública porque su postura puede poner en riesgo, no tan solo a sus feligreses, sino a la población general que escuche posturas como esas”, explicó.

“Como salubrista digo que nosotros no necesitamos el aval del arzobispo ni de las iglesias para hacer nuestro trabajo”, sostuvo Rodríguez Díaz al tiempo que apoyó la práctica del aborto seguro.

De otro lado, la profesora en Teología Agustina Luvis Núñez, aseguró que al ciertas medidas de prevención estar dirigidas exclusivamente a la población femenina, las posturas de la iglesia  denotan incomprensión.

“Siempre los sistemas patriarcales se han alineado en contra de los derechos de las mujeres y en contra del control que deben tener y la autonomía sobre sus cuerpos, sobre su salud, sobre su vida”, indicó. Mientras, Luvis Núñez reiteró que las expresiones del arzobispo no son nuevas en el panorama, pues “siempre en la historia del mundo ha habido gente que usa la religión de una manera legalista y de una manera hipócrita”. La teóloga confió en que, independientemente de las religión que profesen las personas “son capaces de hacer mejores reflexiones, más maduras y más profundas que seguir una norma ciegamente porque la religión la establece”.

Al debate público también reaccionó el Coordinador del Instituto del Género y Educación de Avanzada (IGEA) del Proyecto Matria, José Rodríguez Irizarry, quien catalogó de “irracional y absurdo” solicitar la abstención sexual a toda una población, mientras apoyó los métodos reconocidos como “efectivos” para evitar la posibilidad del contagio del zika y otras enfermedades transmitidas sexualmente.

Análisis por el abogado constitucionalista Carlos Ramos

“En la medida que la iglesia lo que haga sea reiterar su posición y lo deje ahí, reiterado para el récord público, hay que respetar la dogmática de la iglesia porque esa es su libertad de culto.

El problema está en la medida en que la iglesia se vuelva activista en estos tiempo de emergencia internacional para reiterar esa dogmática anacrónica porque la iglesia se puede convertir en un obstáculo para la salud.

Pero, la iglesia tiene derecho a expresar su posición dogmática y no vamos a perseguirla o a criticarla o decir que está interfiriendo con el Gobierno, está expresando una posición. En la medida en que lo deje ahí y no se convierta en un obstáculo efectivo mediante su prédica en salvar la emergencia nacional, pues en esa misma medida se tiene que respetar, si va más allá e interfieren de lleno frente a la emergencia, entonces tenemos que preocuparnos. Que expresen su posición y que la digan, pues es así”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo