AGP reconoce consecuencias al romperse negociaciones con acreedores de la AEE

García Padilla advirtió que de no aprobarse pronto la legislación requerida “y con el lenguaje adecuado”, se pone mucho en riesgo.

Por Inter News Service

El gobernador Alejandro García Padilla reconoció que Puerto Rico está a las puertas de sufrir consecuencias que “pueden ser graves para la gente, nuestros industriales y nuestros comerciantes”, luego de que los acreedores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) rechazaron otorgar una nueva prórroga en el proceso de negociación de la deuda.

“Anticipo que las consecuencias pueden ser graves para la gente, nuestros industriales y nuestros comerciantes. Estamos contra el reloj. Es hora de que todos los implicados en la demora se den cuenta que nuestra realidad hoy es crítica y requiere acción decidida e inmediata”, dijo con pesadumbre el mandatario en declaraciones escritas emitidas anoche.

García Padilla advirtió que de no aprobarse pronto la legislación requerida “y con el lenguaje adecuado”, se pone mucho en riesgo, incluso “aumenta el riesgo de apagones porque no contaríamos con el efectivo necesario para adquirir combustible para continuar con normalidad las operaciones”.

“Además de que se postergaría innecesariamente la transformación de la corporación, se podrían poner en peligro cientos de empleos por falta de fondos, podría conllevar aumentar el costo de luz”, dijo el gobernante tras la ruptura del diálogo de 18 meses de la AEE y sus acreedores dirigido a una refinanciación de la deuda de 9,000 millones de dólares.

Consideró que en los pasados 18 meses, la AEE ha encaminado la mayor transformación de corporación pública alguna en la historia del país, “no tan solo con el propósito de mejorar su infraestructura y los servicios que presta a la ciudadanía, sino también con el objetivo de aliviar su carga financiera, por causa de que pasadas administraciones tomaran dinero prestado de forma irresponsable e inescrupulosa”.

Para el mandatario “es inaceptable que el sacrificio que viene por años reclamando el país a la gerencia de la corporación se ponga en jaque, justo cuando la AEE ha logrado acuerdos voluntarios con sus acreedores para reducir el pago de su deuda, cuando logró una moratoria en los pagos para brindar la liquidez necesaria para reducir el costo de la luz”.

“Justo cuando la corporación por fin accedió al llamado de todos de reinventarse y despolitizarse” se produce esta situación, apuntó García Padilla al insistir en que “el tiempo apremia”.

Opinó que “todos los involucrados tienen que asumir la responsabilidad de sopesar minuciosamente las circunstancias actuales, las consecuencias que conllevan el que no se actúe con prontitud y lo que acarrea el que se modifique la esencia de los acuerdos llegados”.

García Padilla hizo un llamamiento directo a la Asamblea Legislativa, que “ha solicitado más tiempo para traer a la mesa otras opciones, otras propuestas, pero no es un secreto que la situación fiscal que nos ocupa, particularmente en la AEE, es de extrema urgencia y requiere de acciones urgentes”.

“En la medida en que no se concrete un acuerdo final con los acreedores de la AEE se nos hace más difícil la situación ante los acreedores de las otras corporaciones públicas como la AAA y la eventual reestructuración de las obligaciones del Estado Libre Asociado”, dijo García Padilla.

El gobernante puertorriqueño reiteró al liderazgo legislativo a que, sin faltar a su responsabilidad, actúe con la diligencia y rapidez que exigen las circunstancias.

“¡Esto es necesario que actúen ya!”, exclamó al manifestar que “tenemos la oportunidad de evitar situaciones irremediables”.

García Padilla afirmó que confía “en la capacidad de nuestros líderes para promulgar sin dilación la ley que coloca a la AEE en posición de poner en orden la casa”.

“Comencemos con bases sólidas los próximos pasos para la reestructuración del resto de las deudas del país. Brindemos ahora a los puertorriqueños el mejor servicio eléctrico al menor costo posible”, insistió.

También advirtió a los acreedores, al mismo tiempo, que “no es momento para juegos de presión. Yo accedo a razones, no a presiones”, sino de completar el trabajo para “resolver los malos manejos de otros gobiernos”.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, advirtió que no accederá a presiones para aprobar una ley de reestructuración de la AEE que, luego, resulte inficiente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo