Enfrentarán consecuencias maestros que no den el grado

Consecuencias. El maestro tiene un periodo para mejorar su ejecutoria, pero si no lo logra puede ser supendido o despedido

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

A pesar de la oposición presentada por las organizaciones magisteriales, en agosto inicia oficialmente el nuevo sistema de evaluación al personal docente en el Departamento de Educación (DE).

La implantación del llamado sistema de evaluación y apoyo al liderazgo efectivo se da luego de tres años en un programa piloto que permitió cambiar algunos renglones del método de evaluación. Ante esto, a partir del próximo semestre, los maestros serán evaluados mediante 26 indicadores que se dividen entre docencia, desarrollo profesional y deberes y responsabilidades, y que representan el 80 % de la evaluación.

El otro 20 % consiste en el crecimiento académico de los estudiantes en las pruebas estandarizadas Meta-PR. No obstante, el secretario de Educación, Rafael Román, dijo que el porcentaje está aún bajo evaluación.

El ciclo de evaluación se dividirá en cinco pasos: presentación y orientación de rúbricas del sistema de evaluación, visitas de observación, reunión post-observación, reunión de evaluación sumativa, en la que se incluirá el 80 % de la puntuación, y redactar un plan individual de desarrollo profesional (esto será en agosto de cada
año escolar).

El plan individual de desarrollo profesional se dividirá en dos etapas: en la de un año estarán los docentes con ejecución ejemplar o competente, mientras que, en el plan de dos años, figuran los de ejecución mínima o inadecuada.

Román destacó que el maestro tendrá un periodo razonable para mejorar su ejecutoria, pero, si no lo logra, puede ser suspendido o despedido. “[El maestro] tiene un ciclo de evaluación de tres años. [Si no cumple] el reglamento dispone desde la separación de empleo o suspensión por un año hasta la separación completa. De hecho, el reglamento provee para que inclusive un maestro que fue separado pueda regresar, pero tiene que cumplir unas disposiciones”, apuntó el funcionario.

Sobre cuán justo puede ser evaluar a todos los maestros por igual, pese a que están en entornos distintos, Román precisó que es algo que se está “mirando”. Sin embargo, enfatizó que la agencia ha estado trabajando políticas públicas para que la comunidad escolar y los padres estén más inmersos en el proceso educativo para así lograr mejores resultados.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo