Puerto Rico elimina la transmisión de VIH de madre a infante

De las 83 mujeres con VIH que han dado a luz desde el 2011 en Puerto Rico, ninguna les transmitió la condición a sus hijos.

Por Metro

Desde el 2011 en Puerto Rico no se ha reportado ningún caso de transmisión de VIH de madre a hijo. Así los establecen los datos del Programa de Vigilancia de VIH/SIDA del Departamento de Salud de Puerto Rico.

“Puerto Rico ha sido pionero en los tratamientos y en el cuidado prenatal necesario para las mujeres embarazadas que viven con VIH, para así lograr que cientos de niños nazcan saludables y que cientos de familias vivan con esperanzas”, destacó la doctora Carmen Zorrilla, quien dirige el Centro de Estudios Materno Infantil (CEMI) del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

De las 83 mujeres con VIH que han dado a luz desde el 2011 en Puerto Rico, ninguna les transmitió la condición a sus hijos. La transmisión del VIH de una madre a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia es lo que se conoce como transmisión materno infantil. En ausencia de cualquier intervención, las tasas de transmisión son de un 15%-45%, según informa la Organización Mundial de la Salud.

Precisamente el pasado mes la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde la Organización Panamericana de la Salud, declaró a Cuba como el primer país del mundo que ha eliminado la transmisión del VIH y de sífilis de madre a infante.

Y es que en mayo de 2014, se creó un comité regional de validación de países sobre la eliminación de la transmisión del virus que provoca el sida (VIH) y de sífilis de madre a hijo. Son 14 expertos independientes de diferentes áreas del continente quienes evalúan qué países pueden ser recomendados para la validación global en este tema.

“Este anuncio no consideró a muchos países y jurisdicciones que han logrado reducciones en la transmisión de madre a infante, incluyendo a Puerto Rico”, destacó Zorrilla, quien se destaca como investigadora y profesora del Departamento Obstetricia y Ginecología de la Escuela de Medicina del RCM.  

Más de una década sin casos en el CEMI

La transmisión de madre a infante, de las pacientes que han recibido servicios en CEMI, ha sido cero desde el 2003.

“Como mujer que he vivido con el VIH por muchos años y que recibió las opciones de tratamiento durante mi embarazo comparto y celebro las noticia de la eliminación de la transmisión del VIH en Cuba y mucho antes en Puerto Rico. Sé que hace años se ofrecen en nuestra isla los tratamientos y alternativas para las mujeres embarazadas que viven con el VIH. No solo tengo hijos saludables sino que ahora también celebro que soy abuela”, expuso Ivette González, una mujer con VIH, activista y líder comunitaria.

CEMI tiene una política de puertas abiertas y cualquier mujer embarazada con VIH puede recibir tratamiento. El Centro ofrece evaluación, tratamientos y la opción de participar en estudios de investigación a mujeres viviendo con el VIH. El cuidado prenatal y los tratamientos ofrecidos a mujeres  durante el embarazo incluyen una combinación de medicamentos antivirales, opciones de Cesárea, uso de fórmula para alimentación de los infantes y tratamiento a los infantes con antivirales. También ha ofrecido tratamiento a más de 500 mujeres embarazadas durante los pasados 20 años.

“Los pacientes de Puerto Rico hemos tenido que levantar nuestras voces y denunciar situaciones relacionadas con nuestros tratamientos en ocasiones previas, pero el éxito y la eliminación de la transmisión del VIH perinatal es algo que celebramos. Hemos participado y colaborado con muchas iniciativas y sabemos que se necesitarán esfuerzos continuos para mantener estos logros”, expuso González.   

Loading...
Revisa el siguiente artículo