AGP favorece alza en edad para beber si aumentan la de ir a la guerra

El gobernador le hizo un llamado a los comerciantes a cumplir la ley de pedir identificación para vender bebidas alcohólicas. También dio un halón de oreja a los padres. 

Por Cindy Burgos @Cindy_Andreina

El gobernador Alejandro García Padilla afirmó hoy que solo favorecería un alza en la edad para consumir bebidas alcohólicas si se aumenta la edad para ir a la guerra o entrar en el ejército, esto luego de que la administradora auxiliar de Prevención y Promoción de la Salud Mental de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Julia Delgado, planteara la posibilidad de una medida como esta tras la difusión de videos de jóvenes intoxicados con alcohol en un festival en Morovis.

La propuesta de Delgado es aumentar a 21 años la edad para consumir alcohol, la misma edad establecida en Estados Unidos. Actualmente, en la isla pueden beber alcohol los mayores de 18 años.

“El día que se aumente la edad para darle un M-16 y enviarlo a la guerra, ese día estoy dispuesto a aumentar la edad para tomarse una cerveza. Ahora, eso se enseña. Los padres tienen que poner de su parte y los negocios tienen que cumplir la ley”, expresó el primer ejecutivo en una conferencia de prensa en la que anunció la construcción del Hyatt Place San Juan, que añade 149 habitaciones al Distrito de Convenciones.

Estas expresiones son similares a las que el mandatario realizara cuando era senador y se le hiciera la misma pregunta.

“Mi reclamo en primer lugar es a los dueños de establecimientos comerciales a que cumplan con la ley y pidan identificación a los que vengan a comprar bebidas alcohólicas, no importa si parece menor o no… Me consta por personas que estaban allí (en el restaurante) que no se estaba pidiendo identificación. Se estaba haciendo un cateo para que no hubiera armas, pero no se estaba pidiendo identificación”, expresó García Padilla.

El gobernante también le dio un halón de orejas a los padres al señalar que, “igual que en la educación, los padres tienen que poner de su parte. Tienen que educar a sus hijos. No me imagino lo que hubiese pasado en mi casa si nosotros, mis hermanos o yo, hubiésemos sido parte de un espectáculo tan desagradable como el que pasó allí”.

Las declaraciones del primer ejecutivo surgen luego de que en el fin de semana salieran a relucir una serie de   videos y fotos de jóvenes borrachos peleando o tirados en el suelo tras participar de las festividades del Oktoberfest en un restaurante en Morovis. Los dueños del restaurante aseguraron que, aunque pidieron ayuda policíaca, nunca llegó. Además, dijeron que las peleas a las que se hace referencia no ocurrieron dentro del restaurante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo