Familia admite fallas en manejo de caso del niño Dylan

Trabajadora social nunca llegó al hogar del menor víctima de maltrato

Por Inter News Service

Varios empleados y la trabajadora social que tenía asignado el caso del niño Dylan Díaz Salgado, cuya residencia al parecer nunca visitó, serán investigados por el Departamento de la Familia para fijar responsabilidades.

La secretaria del Departamento de la Familia, Idalia Colón Rondón, y la jefa de la Administración para el Desarrollo de Familias y Niños (Adfan), Vanessa Pintado, ofrecieron hoy detalles preliminares de la investigación sobre el caso del niño que murió a causa de los golpes que aparentemente le propinó su padrastro Christian Serrano Chang, a quien se imputa responsabilidad de la tragedia, al igual que a la madre Rayma Salgado Torres.

Aunque la investigación que solicitó la titular de Familia no ha concluido, ha trascendido que hubo incumplimiento de parte de algunos empleados en el caso de maltrato a Díaz Salgado, de dos años, que murió luego de que el sábado pasado a eso de las 9:20 de la noche, Salgado Torres llevó a su hijo sin signos vitales al hospital Doctor Center de Manatí.

El infante presentaba diferentes hematomas en el cuerpo y el Instituto de Ciencias Forenses determinó que se trató de un homicidio.

Salgado Torres y su pareja, Serrano Chang, fueron acusados formalmente por el homicidio del niño y ambos se encuentran encarcelados.

La administradora de Adfan indicó que recibieron una querella por maltrato al menor desde el 6 de mayo, la cual dos días después fue fundamentada por negligencia luego de una investigación del equipo de unidad de investigaciones de Arecibo.

En este caso, la negligencia fue sometida por el hospital al que llevaron al niño previamente con una aparente fractura, lo cual no se pudo determinar porque “la mamá se llevó al niño”.

No es hasta el 12 de julio que refirieron el caso para ser asignado a una trabajadora social, y el 18 de julio finalmente se hizo a una de Morovis.

“La trabajadora social tiene por manual 48 horas para visitarlos, en este caso no se visitó”, indicó la administradora de Adfan al añadir que desconoce las razones por las que la empleada nunca visitó la residencia de Salgado Torres.

La titular de Familia explicó que “la madre se muda a Manatí sin informarnos a nosotros y tampoco se informó a la administración de Desarrollo Económico que siempre es donde primero se busca la información, así es que en los sistemas nuestros no había evidencia de que se había ido”.

Colón Rondón agregó que el hecho de que los padres se muden luego de tener querellas con el Departamento de la Familia sucede muy frecuente, y en la mayoría de los casos se van a pueblos distantes.

Expuso que “con la información que tenemos hasta el momento hemos observado que se pudo haber hecho de otra manera y se pudo haber atendido” la situación.

Los empleados, además de la trabajadora social, se exponen desde suspensión sumaria hasta destitución si se demuestra que hubo incumplimiento en su trabajo.

Según ambas funcionarias, la próxima semana esperan tener el informe completo y tomarán “las acciones que haya que tomar para que situaciones como esta no se vuelvan a repetir”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo