Educador puertorriqueño electo a organismo internacional que lucha contra la pobreza y la dependencia

Por Inter News Service

La asamblea bianual de la organización internacional Aflatoun seleccionó al  educador puertorriqueño Justo Méndez Arámburu como representante de la Región de las Américas.

Con la decisión, Puerto Rico ocupa un espacio en la junta general de directores de la entidad.

Esta es la primera vez que un puertorriqueño es electo a la dirección de la agrupación, reconocida el año pasado por la prestigiosa revista The Global Journal como una de las cien mejores Organizaciones No Gubernamentales (ONG) del mundo.

La elección del líder educativo, que dirige el proyecto de Nuestra Escuela, ocurrió como parte de los trabajos del cuarto Encuentro Internacional de la organización, que tuvo lugar a mediados del mes de julio en la ciudad de Nairobi, en Kenia.

“Esta designación coloca a nuestra isla en un buen sitial por tratarse de una organización de vanguardia que, en tiempos de estrechez y crisis económica, se enfoca en desarrollar programas de educación social y financiera para niños, niñas y adolescentes encaminando las nuevas generaciones hacia prácticas de emprendimiento”, expresó Méndez Arámburu.

El objetivo de Aflatoun, que significa Platón en árabe, es contribuir a la reducción de la pobreza a través del desarrollo de la niñez, inspirándolos a empoderarse social y económicamente para ser agentes de cambio en sus vidas y lograr un mundo más equitativo.

El proyecto inició en India en 2003, mas no fue hasta 2005 cuando se registró como ONG sin fines de lucro en la ciudad de Amsterdan.

En solo un año de actividad, Aflatoun logró expandir sus estrategias de emprendimiento y educación a diez países y hoy impacta 1.3 millones de niños, niñas y adolescentes en 8,391 escuelas y centros de educación alternativa a través de 89 países del mundo, incluyendo Puerto Rico.

La organización ha publicado 34 libros y manuales didácticos que ya han sido traducidos a 23 idiomas y ha logrado 3,218 emprendimientos sociales y 5,111 financieros entre sus estudiantes participantes.

En la Isla, el currículo de emprendimientos de Aflatoun forma parte del modelo de enseñanza que se imparte en los centros educativos que comprenden Nuestra Escuela y Nuestra Escuelita, ubicados en Caguas, Loíza, Vieques y San Juan.

El enfoque es proveer a los estudiantes una educación social y financiera amplia y realista que aporte a cambiar su comportamiento en torno al manejo del dinero y el consumo, así como enfatizar en el valor de la autogestión y las prácticas de empresarismo y sustentabilidad.

Fruto del esfuerzo educativo de Aflatoun y Nuestra Escuela son las iniciativas que han desarrollado los estudiantes a través de Nuestro Huerto, un proyecto agrícola que rescata espacios baldíos en la zona urbana de Caguas y los convierte en centros de producción de verduras y vegetales.

Asimismo, Nuestra Escuela desarrolla prácticas de pesca y producción agropecuaria con los alumnos de su plantel en Loíza y modelos de distribución cooperativista con los jóvenes de la escuela de Vieques.

“La elección a la junta de Aflatoun ha sido una experiencia transformadora. El reconocimiento que tuvo Nuestra Escuela en las discusiones del encuentro fue impresionante, pero más significativo fue el entusiasmo y las grandes expectativas de las y los latinoamericanos sobre mi elección para representarles”, acotó Méndez Arámburu.

Loading...
Revisa el siguiente artículo