Confirman cinco fatalidades tras poderoso terremoto en Chile

Autoridades cancelaron alertas de tsunami restantes para Chile y Perú

Por The Associated Press

Un poderoso terremoto sacudió la noche del martes la costa norte de Chile, provocó cinco muertos, tres heridos de gravedad, y  la evacuación de los 4.000 kilómetros de las zonas costeras como precaución ante la posibilidad de tsunami.

Las alertas de tsunami que quedaban vigentes para Chile y Perú fueron cancelados cerca de la 1:00 am hora de Puerto Rico.

Gonzalo Prieto, gobernador de Iquique, puerto cercano al epicentro del terremoto, dijo que dos personas fallecieron de un ataque cardíaco mientras eran evacuados para huir del tsunami que siguió minutos después del movimiento telúrico. Dijo que otras tres personas se encuentran heridas de gravedad.

El Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, dijo que cuatro de los fallecidos eran hombres y una mujer.

En el vecino puerto de Arica, 300 kilómetros al norte de Santiago, en la frontera con Perú, las autoridades informaron de varios heridos leves estaban siendo atendidos en hospitales, algunas casas de adobe se derrumbaron y unas 50 viviendas que presentaban daños visibles, fuera de un incendio ocurrido en una panadería.

En Iquique, unas 300 presas aprovecharon la emergencia y se fugaron, por lo que el gobierno enviará a loa zona grupos de policías y militares para que los ayuden a retomar el control del penal, dijo el ministro Peñailillo.

La zona aparentemente se salvó de que ocurrieran grandes daños. Algunos deslizamientos de tierra bloquearon algunas carreteras, miles se quedaron sin energía eléctrica y policías antimotines fueron enviados aresguardar a negocios de saqueos.

“Hemos tomado la medida en materia de orden público, en el caso de Iquique, donde tuvimos la fuga masiva de más de 300 internas de la cárcel de Iquique, de que las fuerzas armadas en coordinación con los carabineros y en supervisión de la intendencia puedan coordinar de tal manera, de poder dar la mayor tranquilidad y seguridad a los habitantes de Iquique”, dijo en alocución televisada en todo el país.

Peñailillo dijo que los militares colaborarán con la policía, no que tomarán el control. En las próximas horas despegará desde Santiago un avión con 100 agentes de policía antimotines. Los aeropuertos de Arica, Iquique y Tarapacá dejaron de prestar servicio por precaución de tsunami.

En Arica, ciudad fronteriza con Perú, sólo tenía el 10% de energía eléctrica.

El siquiatra Ricardo Yévenes dijo a la televisión local que estaba en consulta atendiendo un paciente al momento del terremoto cuando “rápidamente empezó a moverse toda la consulta, se caían las cosas”, dijo desde Arica. “Está casi toda la ciudad en penumbras”.

El movimiento telúrico también sacudió edificios en zonas cercanas de Perú y Bolivia y se sintió en la capital boliviana de La Paz.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que el sismo tuvo una intensidad de 8,2. Minutos antes había dicho preliminarmente que tuvo una magnitud de 8,0.

El terremoto ocurrió a 61 millas (99 kilómetros) al noroeste de la ciudad chilena de Iquique, 1.800 kilómetros al norte de Santiago, a las 8:46 de la noche y golpeó una región que se ha visto sacudido por numerosos sismos en las últimas dos semanas.

En Arica se registraron olas de 2,17 metros y en Iquique la altura llegó a 2,55 metros.

Hubo al menos una docena de réplicas del terremoto, algunas con una magnitud de 6,2 y 5,5, según la información del servicio geológico de Estados Unidos.

Pasada la medianoche el geofísico Gerard Fryer, del Pacific tsunami Warning Center, dijo a la AP que “cancelamos la alerta para todas partes, excepoto para Perú y Chile. Consideramos que la costa de Chile todavía es peligrosa, por eso hemos mantenido la alerta”. Posteriormente, esta alerta también fue cancelada.

El director de la oficina nacional de emergencia, Ricardo Toro, dijo que el movimiento que afectó al extremo norte chileno es un terremoto, que en Iquique y Arica, 1.800 y 2.000 kilómetros al norte, tuvo intensidades de 7 y 8 grados, respectivamente, lo que implica que es difícil que las personas puedan permanecer de pie.

Chile es uno de los países más propensos a terremotos del mundo. El extremo norte chileno ha sido sacudido por unos 400 temblores en los últimos 15 días, de los cuales la población ha sentido unos 30, los más fuertes entre 6,7 y 6,1 de magnitud.

La actividad telúrica inició con un sismo de magnitud 6,7 el pasado 16 de marzo que causó una evacuación de más de 100.000 personas. Ningún tsunami materializó y se presentaron daños menores por el temblor.

La costumbre ha hecho que los chilenos huyan hacia zonas altas apenas sienten un movimiento telúrico, lo que permitió salvar muchísimas vidas en 2010.

Un funcionario de la oficina de Defensa Civil de Perú dijo que se estaban realizando evacuaciones en las costas de ese país. El funcionario, que no dio su nombre, dijo que no había reportes inmediatos de daños. El policía Alejandro Rosado, en Tacna, ciudad de la costa peruana, dijo que no se presentaron reportes de daños ni heridos allí.

El 27 de febrero de 2010, cuando faltaban pocos días para que la presidenta Michelle Bachelet culminara su primer mandato (2006-2010), un terremoto de magnitud 8,8 y un posterior tsunami azotaron al país. Ese sismo y el tsunami ocasionó 526 muertos y 25 desaparecidos, destruyeron 220.000 viviendas y se llevaron muelles y complejos turísticos a la orilla del mar, lo que costó a Chile 30.000 millones de dólares, o 18% del producto interno bruto anual. El terremoto la encontró ahora cuando había retornado sólo hace 20 días al poder.

El terremoto más fuerte registrado en el mundo también ocurrió en Chile, en 1960, con una magnitud de 9,5 y un saldo de 5.000 fallecidos.

Vea también estas notas:

Loading...
Revisa el siguiente artículo