Los estudiantes de la Universidad de Utah (Estados Unidos) han estrenado un pequeño habitáculo “solo para llorar”. “Un lugar seguro para estudiantes estresados también conocido como ‘The Cry Closet’”, reza el cartel que cuelga de la puerta. Se trata de un armario blanco ubicado en la biblioteca que los estudiantes pueden utilizar en casos especiales: nervios ante un examen, agotamiento mental o necesidad de llorar, cualquier cosa que requiera intimidad.

Sin embargo, no todo vale y el armario tiene sus propias reglas. “Este espacio está destinado a proporcionar un lugar para que aquellos que estudian para los exámenes finales puedan tomar un breve descanso de 10 minutos”, comienza el letrero, de modo que la primera regla es el límite de tiempo.

 

“Este espacio está destinado a proporcionar un lugar para que los estudiantes que estudian para finales puedan tomar un breve descanso de 10 minutos”. Las 'reglas del armario' incluyen tocar antes de entrar, solo una persona en el armario a la vez, permanecer en el armario por no más de 10 minutos y apagar las luces y el temporizador antes de irse.

Sí, este armario cuenta con un temporizador real para que puedas rastrear cuánto tiempo has estado llorando. Prioridades

Aunque todo empezó como un simple proyecto escolar, la iniciativa ha suscitado polémica en las redes. Algunos se han desahogado llorando mientras que a otros, por el contrario, no solo no les gusta el proyecto, sino que además critican la necesidad que pueden tener los estudiantes de llorar.

 

 

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Así puedes hacer una foto 3D de Facebook

Estilo de Vida

Día Internacional del Hombre: ¿Por qué se celebra los 19 de noviembre?

Estilo de Vida

Comer grasa podría ayudarte a bajar de peso

Destacados

FDA alerta sobre medicamento contaminado para la presión arterial

Comer grasa podría ayudarte a bajar de peso

Si tienes los ojos pequeños evita estos 4 errores al maquillarte

Escuela de Medicina de la UPR recibe máxima distinción en los Estados Unidos

Día Internacional del Hombre: ¿Por qué se celebra los 19 de noviembre?