Luego de la cena de Acción de Gracias son muchas las sobras que terminan en el zafacón porque no sabemos qué hacer con el exceso que no se tocó, especialmente del pavo que con tanto esmero preparamos.

Así qué mejor que aprovechar cada pedazo que sobró del pavo o de los acompañantes haciendo con ellos otras recetas, más allá del clásico sándwich pos pavo.

Todo lo que sobra puede servir para algo más, y en internet hay muchas ideas para dejar volar la creatividad en la cocina.

Algunas recetas que puedes crear son: tacos, wraps, arepas rellenas de pavo y hasta sopas con el esqueleto del pavo, y con cualquier pedacito que quede pegado a el pavo, que puede convertirse a su vez en la base para otra sopa.

Otra receta bien sencilla que podemos crear es una ensalada verde fresca con pavo.

Ahora bien, para poder reutilizar el pavo, los expertos recomiendan conservar los restos en recipientes bien sellados dentro del congelador.

Puedes utilizar bolsas tipo Ziploc® que cierran herméticamente o los recipientes de Ziploc®, para conservar mejor la carne cocida y su sabor.

Otras recomendaciones generales para conservar las sobras por largo tiempo:

  1. Se recomienda retirar el relleno del pavo y congelar la carne en bolsas Ziploc®  o recipientes, separados del resto del pavo.
  2. Maximiza el espacio congelando la carne en rebanadas dentro de las bolsas o recipients Ziploc®.
  3. Además se sugiere guardarla en porciones individuales para que al momento de sacarla del congelador, saques solo la que se vaya a consumir en ese momento y el resto permanezca refrigerado.
  4. Al momento de dividir las porciones de la carne que vas a congelar saca todo el aire que sobra dentro de la bolsa o recipiente. Así lograrás conservarla por mucho tiempo en buen estado.
Loading...
Revisa el siguiente artículo