Un diagnóstico preciso y a tiempo de la enfermedad de Alzheimer es muy importante para garantizar un tratamiento adecuado, por lo que es fundamental que los cuidadores de personas adultas mayores estén bien atentos alas señales de alerta para así buscar atención médica temprana.

La Alzheimer’s Association ha identificado 8 señales de la enfermedad de Alzheimer en su etapa inicial, las cuales pueden aparecer en diferentes grados:

  • dificultad para planificar o resolver problemas,
  • desorientación de tiempo o lugar,
  • dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan uno al otro en el ambiente,
  • nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito,
  • colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para recordar sus pasos,
  • disminución o falta del buen juicio,
  • pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales,
  • cambios en el humor o la personalidad.

Es de vital importancia que los cuidadores no ignoren ningún cambio en la conducta de personas adultas mayores. Ante la presencia de una o más de las señales antes mencionadas, procure programar una cita médica para que un profesional de la salud pueda evaluar a la persona afectada.

La detección temprana del Alzheimer permite no solo explorar mejores tratamientos para aliviar los síntomas de los pacientes y ayudarlos a mantener su independencia por más tiempo, sino que también aumenta las posibilidades de participar en ensayos clínicos de medicamentos que ayudan a promover la investigación, así como identificar herramientas para una mejor calidad de vida.

Loading...
Revisa el siguiente artículo