Para muchos la cocina es el corazón del hogar. En este espacio es donde gira gran parte de nuestras vidas y desde donde nacen esas sabrosas demostraciones de amor para nuestros seres queridos.

Pero para poder facilitar y hacer más llevadera la rutina diaria en la cocina, debemos tener los gabinetes y el closet de la cocina organizados.

Antes de poner manos a la obra es importante sacar todo lo que tengas en el área del closet y limpiar bien la zona. Se recomienda sacar todo, hasta los utensilios de cocina y equipos electrodomésticos, esto te servirá también para revisar si alguno ha guardado humedad.

Un consejo básico y muy frecuente entre expertos organizadores es descartar todo lo que no utilices, máxime cuando se trata de cosas comestibles. Aprovecha y bota esos utensilios que no sirven, o que tienen moho, y que están ocupando espacio en las tablillas, espacio que podrías necesitar para acomodar de forma más efectiva los utensilios y las ollas que sí utilizas con más frecuencia.

Próximo paso: limpia, desinfecta y seca bien las tablillas.

A la hora de organizar comienza verificando la fecha de expiración de los productos y descarta los que estén expirados. Esto te servirá a modo de inventario para saber qué cosas tienes que comprar y las que no necesitas.

Al momento de guardar los artículos, puedes optar por organizar y poner los artículos más pequeños en Ziploc Containers, de forma segura. Así también puedes encontrarlos con facilidad y ver el sitio donde están guardados rápidamente. Además mantienen todo organizado dentro del área de almacenaje.

A los Ziploc Containers hasta le puedes poner un rótulo, sello o tarjetita con la información del contenido.

Otra idea genial para organizar y encontrar todo más rápido, es guardar los artículos en Ziploc Storage Bags, porque son transparentes y tus artículos quedan perfectamente asegurados. Y es que estas bolsas de almacenamiento cuentan con la tecnología Grip n' Seal, un cierre de sistema triple cuenta con una pestaña extendida, una textura de agarre fácil y una cremallera doble. La pestaña extendida y el cierre de agarre fácil simplifican la apertura y el cierre de la bolsa.

En las Ziploc también puedes guardar desde cubiertos de plástico desechables hasta los sobrecitos de condimentos y especias, para que una vez abiertos no se rieguen o vayan a ensuciar las tablillas.

Por otro lado, se recomienda que las pastas, el arroz y el café en polvo, se conserven en frascos de cristal sellados o en envases de plástico transparentes sellados. También puedes colocar un tape con la fecha en que se guardó el producto dentro del frasco, esto te permitirá descartar los alimentos expirados.

Por último, acomoda los utensilios, ollas y vajillas según su categoría, y dependiendo el uso que le des. Por ejemplo: los platos y las ollas que se utilizan a diario, colócalos en un área más accesible para que puedas alcanzarlos con facilidad.

Si te gusta organizar por colores, también puedes organizar las tablillas agrupando los artículos por colores, por ejemplo, dependiendo el tipo de utensilio o diseños de la mantelería, etcétera.

 

 

 

 

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo