Metro Negocios

Urgen a las empresas, espacios públicos y las personas a reforzar las reglas universales de prevención de contagios ante las nuevas variantes de COVID-19

Aunque el proceso de inoculación contra el coronavirus está en curso, expertos hacen llamado a redoblar medidas de protección contra las variantes de COVID.

SAN JUAN, PUERTO RICO – A casi un año desde que se desató la pandemia del coronavirus, expertos en salud pública urgen a la ciudadanía seguir reforzando las reglas universales de prevención. La llegada a algunos países de variantes del virus – incluyendo la llamada variante británica, o B.1.1.7 – debe aumentar la alerta de contagio. Para Carlos González Boothby, ambientalista especialista en espacios interiores y presidente de Indoor Environmental Consultants (IEC), esto conlleva elevar las medidas de prevención tales como el uso de respiradores que hagan sello con la cara y los estándares de higiene y desinfección en las empresas, entornos de trabajo, espacios públicos y otros.

“La existencia de vacunas contra COVID-19 no significa que estamos 100% seguros y crearnos una falsa seguridad. Todo lo contrario, ahora es el momento para redoblar los esfuerzos de salud y seguridad, en especial en momentos de reapertura y flexibilización de normativas de cuarentena. Además, la amenaza de variantes del virus, como la B.1.1.7, apenas comienza, por lo que todos tenemos la responsabilidad de seguir con o aumentar las mejores prácticas de prevención”, dijo González Boothby.

El experto, que también es especialista certificado en remediación en ambientes microbiológicamente contaminados, señaló que las empresas, comercios, oficinas y otros espacios cerrados hacen bien en asegurar su entorno instalando filtros especializados en sus sistemas de ventilación y aire acondicionado para optimizar la calidad del aire.

“Por su tamaño microscópico, las partículas del coronavirus recorren los espacios cerrados con facilidad; las personas aumentan la probabilidad de contagio respirándolas o mediante contaminación cruzada a través de las superficies de alto contacto. Las partículas de las variantes del coronavirus son más pequeñas, por lo que los filtros convencionales no son tan eficaces en atraparlas”, comentó.

González Boothby recomienda que estos lugares cuenten con purificadores portátiles de aire con filtro de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés) para reducir la carga viral en ambientes interiores; idealmente un conjunto de filtro de clasificación médica con filtro de absorción de gases con 15 lbs. de carbón activado. Así, el filtro HEPA atrapa el virus mientras que el de gases reduce los vapores en las áreas interiores.

Para optimizar su eficacia para las personas y su rentabilidad para las empresas, estos filtros solo requieren cambiarse cada cinco años. Esto contrasta con los filtros tradicionales, cuyos fabricantes exigen se cambien cada seis meses o una vez al año.

Calidad de aire clave en la normalización de la vida cotidiana

A medida que las escuelas y otros espacios van reabriendo, cobra mayor urgencia asegurar un entorno seguro. El uso de este tipo de purificador de aire reduce la carga viral en el aire a la que una persona puede estar expuesta, estudios recientes demuestran que logran reducir en un 90% la cantidad de aerosoles en tan solo treinta (30) minutos. De acuerdo con el experto, reducir la carga viral de esta manera le da al sistema inmunológico una mejor oportunidad de combatir el virus y por lo tanto reduce el riesgo de síntomas graves.

Al momento de incorporar este tipo de sistema y tratamientos de desinfección de superficies de alto cobtacto  en sus instalaciones, las empresas deberán exigirle al suplidor sus credenciales. También debe solicitar las certificaciones vigentes, referencias en trabajos de similar magnitud y tipo de operación, que le informe sobre la tecnología a utilizarse y el producto a aplicarse. Para esto IEC se destaca en la industria como un recurso educativo y de orientación.

De igual manera, González Boothby enfatiza la importancia de mantenernos practicando las medidas de seguridad ya cotidianas para mitigar el contagio. Estas incluyen el uso de mascarillas que sellen bien en la cara, el distanciamiento físico, evitar lugares de alta conglomeración de personas, y el lavado frecuente de manos con agua y jabón, entre otros.

Para más información sobre servicios, procesos u orientación en general, puede llamar a Indoor Environmental Consultants al 787-568-8880 o http://www.iec-pr.net/iec/coronavirus/

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos