Ante la situación de la emergencia generada por el COVID-19 han sido muchas las rutinas que se han visto interrumpidas en los últimos meses debido a que las personas temen contagiarse con la enfermedad. Entre ellas, el seguimiento del cuidado médico, lo que genera otras múltiples repercusiones que tampoco son buenas para la salud.

Así lo reconoció el neumólogo P.P. Luis Echegaray, quien indicó que la interrupción del cuidado médico “es uno de los problemas mayores que está ocurriendo porque estamos entrando en el décimo mes de la pandemia”.

“Especialmente ahora cuando empieza a haber incidencia alta de asmáticos, descompensados y otras infecciones que no son COVID-19 como el flu, catarros comunes, pulmonías y bronquitis, las personas temen ir a salas de emergencias por contagio e inclusive, cancelan citas de seguimiento”, añadió el especialista en enfermedades respiratorias.

Señaló que las personas han cancelado sus citas porque “tienen un poco de temor de que se puedan contagiar con otras personas en la sala de espera e inclusive con el staff médico”. Esto puede tener consecuencias serias, si no se atienden las situaciones, ya que según mencionó Echegaray, un catarro común o una bronquitis en su comienzo, que se pueden tratar con medicinas y controlar, si no se atiende, se podría convertir en una pulmonía, fallo respiratorio y hasta podría fallecer.

También destacó que existen medicinas de mantenimiento para condiciones como diabetes, hipertensión, asma, entre otras, que “necesitan renovarse cada dos o tres meses, necesitan una evaluación médica, una prescripción médica”.  De no renovarse esos medicamentos, estos pacientes podrían estar a riesgo de implicaciones serias.

En ese sentido, el neumólogo invitó a la población a continuar con su cuidado de salud pues los médicos están preparados para atenderlos con los protocolos establecidos para evitar los contagios. “Nadie sustituye la evaluación de un médico”, aseguró Echegaray, pues son los médicos quienes pueden asegurarse de evitar problemas mayores en caso de una enfermedad.

El neumólogo recalcó la importancia de comunicarse con especialistas, además del médico primario, porque estos son los que atienden de cerca las condiciones crónicas que pueda tener la persona.

Precisó que también existen opciones como la tele-salud para en caso de que el paciente no pueda salir por alguna situación o arroje positivo al COVID-19 pueda continuar con su cuidado médico a distancia. También es una opción accesible y costo efectiva para el cuidado de salud. De hecho, con el propósito de educar a los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas, la Asociación Puertorriqueña del Pulmón desarrolló la iniciativa educativa Respira Tele Salud, que surge dentro de la campaña Tele Salud de la Alianza los Pacientes Primero. Esto con el fin de informar y educar a la ciudadanía sobre los beneficios de esta herramienta para ayudar a evitar que los pacientes abandonen sus tratamientos y continúen el cuidado en cualquiera de las modalidades. Estas son tele-consulta, que es la interacción virtual entre la persona y el proveedor; tele-diagnóstico, recibo de recomendaciones y tratamientos de un especialista basada en el historial médico que haya preparado el proveedor primario; tele-monitoreo, monitoreo de la salud y transferir la información al especialista; y mobile salud, intercambio de mensajes o videos con el proveedor a través de una aplicación.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo