Este contenido es un anuncio pagado

El pasado viernes, 13 de noviembre de 2020, se anunció que entre las medidas incluidas para enfrentar los niveles de contagio del Covid 19 se encuentra el autorizar a las enfermeras y enfermeros de las salas de emergencia de los hospitales de la isla para llevar a cabo las pruebas de antígeno de detección del virus del Covid 19.

Lejos de ser una medida apropiada para enfrentar el problema, lo que provoca es que se incremente significativamente el riesgo de contagios de las enfermeras, enfermeros y personal médico de las salas de emergencias y de los mismos pacientes. También veremos afectada la calidad de los resultados de estas pruebas.

Recientemente, se informó que ocho médicos han fallecido y más de 900 profesionales de enfermería están contagiados. Por tanto, la solución no puede ser exponerlos a más contagios. Todos los hospitales de Puerto Rico están dotados de un laboratorio clínico compuesto por tecnólogos médicos altamente capacitados para poder llevar a cabo las pruebas de detección de Covid-19.

Los laboratorios poseen las medidas más estrictas y seguras para el manejo de las muestras y control de la calidad de los resultados. Esa es la razón principal por la cual los niveles de contagios entre los tecnólogos médicos son prácticamente nulos. Los laboratorios están ubicados a pasos de las salas de emergencia de los hospitales y se necesita su licencia para la realización de las pruebas.

No hay ninguna necesidad que las medidas que se tomen para enfrentar la pandemia de Covid-19 comprometa aún más la seguridad del personal de las salas de emergencias del país y la calidad de los resultados de los pacientes.

Gobernadora de Puerto Rico y Secretario de Salud les invitamos a que reconsideren la directriz anunciada.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo