Problemas de procesamiento auditivo en los niños

Por Metro Puerto Rico

El trastorno del procesamiento auditivo (también conocido como el trastorno del procesamiento auditivo central o CAPD) es una condición que hace que los niños tengan dificultad para reconocer las diferencias sutiles entre sonidos en las palabras. Esto afecta sus habilidades para procesar lo que las otras personas están diciendo.

“A los niños con problemas de procesamiento auditivo se les hace difícil tener una conversación normal. Podrían no hablar con claridad, no pronunciar el final de las palabras y pueden confundir los sonidos (casa en vez de pasa). También, es normal que tengan dificultad para escuchar cuando hay ruido”, informó la licenciada Mariana Gómez, Patóloga del Habla.

Se igual forma, presentan lagunas en destrezas como: lectura, ortografía, deletreo y la escritura. Suelen tener lapsos de atención cortos y piden con frecuencia que repitan lo que le dicen.

“Esta situación podría tener efectos negativos en   la educación de los niños y llevarlos a enfrentar rezago académico ya que no pueden seguir el mismo ritmo que el resto de sus compañeros de clase. Así mismo, se puede ver afectado el proceso de socialización ya que les es difícil procesar lo que se habla”, destacó Gómez.

 

 

En Precision Hearing & Balance Center, los patólogos del habla pueden proveer ejercicios y entrenamiento para construir la habilidad de los niños para que identifiquen sonidos y puedan tener una conversación normal.

 

El diagnóstico comienza con el audiólogo, quien evalúa las habilidades auditivas del niño y usa pruebas específicas para identificar los desórdenes del procesamiento auditivo. También interviene el patólogo del habla quien evalúa la compresión y producción del lenguaje. El tratamiento para niños con estos problemas se enfoca en tres áreas principales: modificar el ambiente acústico y comunicativo del salón de clases, enseñar destrezas de compresión y remediar el déficit auditivo.

 

Para cualificar para estudios de procesamiento auditivo el niño debe tener siete años o más, debe poder comunicarse verbalmente y seguir instrucciones, no tener impedimentos cognoscitivos y no estar enfermos al momento de la evaluación.

 

Para más información puede comunicarse al 787-809-4233 o acceder a https://www.facebook.com/precisionhearingpr.

Loading...
Revisa el siguiente artículo