Fingió ser otro hombre para descubrir infidelidad de su mujer

Por Metro Puerto Rico
Fingió ser otro hombre para descubrir infidelidad de su mujer

Un hombre identificado como Juan se hizo pasar por otro para describir si su mujer le era infiel.

Al pensar que su esposa le era infiel y que además tenía un romance con su propio hermano, pero que no quería perderla, utilizó un nombre ficticio (Johnny) y accedió a una red de parejas a la que su exmujer frecuentaba. Este le pidió unos videos eróticos, a los cuales esta accedió y cuyo contenido fue enviado a través de las redes sociales. A fin de recuperarla, luego de que el tribunal le prohibiera acercarse a esta por una acusación de violencia de género.

Juan, quien amenazaba a su pareja con quitarse la vida, creó el personaje ficticio de Johnny para acercarse a su exesposa. La infidelidad se da mediante una relación audiovisual, donde la mujer, quien lleva separada de este desde el 2012, con su celular recreaba escenas pornográficas.

En los vídeos, aparece la mujer estimulándose con los juguetes del hijo de ambos.

Trascendió que la mujer aseguró ante un juez de un tribunal en Madrid, España, ser víctima de acoso y extorsión por parte de su pareja. Por su parte, el juez condenó en el 2015 al hombre por un delito de coacciones en el ámbito familiar. El juez le había impuesto una pena de 41 días de trabajo comunitario y le prohibió acercarse a una distancia de 500 metros a esta, ni comunicarse con ella durante tres años.

En un intento de recuperar a la madre de su hijo, Juan llegó a abrumarla con cientos de mensajes y amenazas, diciendo que se iba a quitar la vida, o que las imágenes y los vídeos pornográficos los iba a distribuir entre sus compañeros de trabajo, familiares y allegados.

Tras esto, el juez sostuvo, que se había producido una “coacción leve”, cuyos extremos penales podrían ser de seis meses a un año de prisión o de trabajos comunitarios que pueden prolongarse entre 31 y 80 días.

La sentencia también observa la legislación sobre el castigo de que “toda agresión física o psíquica de una mujer que suponga menoscabo de su salud, de su integridad corporal, de su libertad sexual, o cualquier otra situación de angustia o miedo que coarte su libertad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo