Bocadillos Lingüísticos: LOS TRES ACENTOS DEL ESPAÑOL

La doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista, contrasta el español con lenguas de acentos fijos.

Por Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista

¿Sabía que, en algunas lenguas, el acento prosódico (el que se oye) es fijo? ¿Ejemplos? En francés, el acento siempre está en la última sílaba; en checo, en la primera sílaba; en polaco, en la penúltima sílaba. Y fijo es eso mismo, como cemento, siempre en ese lugar. Hay otras lenguas en las cuales el acento es como la canción de Nino Bravo: “libre… como el ave que escapó de su prisión y puede, al fin, volar…”, razón por la cual puede recaer en cualquier sílaba sin ningún trauma. Tal es el caso del inglés, el alemán, el ruso, el italiano, el portugués, y muchas otras… Tomo un ejemplito de Quilis de la palabra en inglés: content. Cuando esta palabrita tiene la fuerza en la primera sílaba, [cóntent] significa 'contenido' en español .Pero, si la fuerza está en la última sílaba, como en [contént], entonces significará 'satisfecho' o 'contento' en español ¿Y en español? ¡Ahhhh, esos son otros 20 pesos! Hay quienes afirman que el español tiene acento libre como el sol y el viento de Nino. Pero, lo cierto es que nuestra linda lengua tiene un acento con libertad limitada. Si una palabra tiene dos sílabas, el acento puede ir en la primera o la segunda, como en canto y cantó. Si tiene una sola sílaba, pues ni modo, en esa, y pare de contar. Si tiene tres sílabas, el acento puede ir en cualquiera de las tres como en término, termino, y … terminó el METRO Bocadillo. ¡Hasta el próximo jueves!

Para más columnas como esta sigue el Facebook de Bocadillos Lingüísticos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo