Bocadillos Lingüísticos: ¿EL JUEVES PRÓXIMO PASADO?

¿Es un disparate decir próximo pasado? La doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista, nos cuenta.

Por Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista

¡Pues le informo que sí! Y estese quitesito mientras lee con atención este Bocadillo, para que no se le vaya por el galillo viejo. ¿Es un disparate decir próximo pasado? NO. Entonces, ¿qué significa esta expresión? Pues bien, empecemos por definirla, no sin antes advertirle que hay expresiones en nuestra lengua que “parecen” carecer de sentido (y próximo pasado es una de ellas, en mi humilde opinión). Y también hay que decir que hay hablantes que se aferran a fórmulas que no necesariamente son ni las mejores ni las más usadas ya. Este también es el triste caso de la expresión próximo pasado o pasado próximo; ambos rayan en lo decrépito, pero no dejan de ser súper interesantes. Y para que no le cuenten, le cuento yo…

Próximo pasado se usa (si es que todavía alguien la usa) para referirse al día, semana, mes o año mencionado inmediatamente anterior. ¿Mareado? Yo también, pero vamos de a poquito con un ejemplito: el jueves próximo pasado corresponde al último jueves que hubo antes de hoy (es decir, el jueves más próximo en el pasado a este jueves que estamos viviendo hoy y leyendo este Bocadillo en METRO. Lo sé, lo sé, suena rarísimo, pero, bueno, qué quiere que le diga, ¡existe!

Mi amable y dulce lector, estamos frente a una expresión muy poco empleada en Puerto Rico, aunque algunos abogados se aferren a ella, especialmente en textos escritos. La mayoría de los hablantes boricuas, naturalmente más relajados y felices que los abogados, prefiere utilizar, con ese mismo sentido, el jueves pasado, y ¡ya! Pero sigamos…

El problema con esta expresión de próximo pasado, que dicho sea de paso es gramaticalmente correcta, es que suena contradictoria. ¿Por qué? Pues porque la palabra próximo, de acuerdo con el diccionario de la Irreal Academia, tiene dos entradas: una que la define como “cercano, que dista poco en el espacio o en el tiempo” sin hacer referencia a pasado o a futuro, y otra que se aparta un poco de la anterior para referirse específicamente al futuro, a lo que sigue, a lo que sucede después y no antes, a lo inmediatamente posterior. ¿No me cree? ¡Búsquela usted!

En el caso de próximo pasado, la palabra “próximo” sigue significando cercano en el tiempo, pero como está acompañada de la palabra pasado, pues no se trata ya de lo siguiente sino de lo anterior. Dicho de otra forma, en esta expresión la palabra próximo está empleada como cercano en el tiempo, independientemente del pasado o del futuro. Hay quien sugiere que próximo pasado enfatiza el hecho de que se trata del día inmediatamente anterior al momento de la enunciación. Próximo pasado también se emplea con el mes, el año y otras categorías.  Por ejemplo, si decimos algo así como: el próximo pasado presidente de Estados Unidos, pues ese sería nada más y nada menos que Donald Trump.

Pero a lo que vinimos. No podemos negar que próximo pasado contiene cierta imprecisión pues lo próximo suele usarse con más frecuencia para algo a lo que nos acercamos, nunca o casi nunca para aquello de lo cual nos alejamos. Es más, aproximarse al pasado equivaldría a invertir la dirección del tiempo, ¿o no? Y, después de todo, ¿puede uno aproximarse a lo que ya pasó? ¿A qué podemos aproximarnos? Pues a lo que viene, mientras nos alejamos de lo que ya pasó.

Para concluir, la expresión próximo pasado se observa todavía –aunque poco– en la lengua legal, especialmente la escrita. En lo que a mí respecta, ha perdido mucho terreno por haber quedado confinada a un ámbito muy reducido, lo cual ha provocado que los hablantes hayan abandonado su uso. Dicho todo lo anterior, nos vemos ¡el próximo Jueves de Metro Bocadillos!

Para más columnas como esta sigue el Facebook de Bocadillos Lingüísticos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo