3 experiencias nuevas de compra digital que nos entretendrán en el futuro

Comprar ropa ya no solo se limita a echar las prendas en un carrito.

Por Luz Lancheros

Las compras de moda en línea, según Statista, tuvieron ganancias de casi $753 mil millones el año pasado. Para 2025 se espera que esta cifra crezca hasta superar las 1,164.7 mil millones de dólares. Ahora bien, la experiencia de comprar ya no se limita solo a escoger piezas para echar en el carrito de compra. Hay filtros, juegos y realidad aumentada, y si bien no llegan a emular la experiencia real, dan más cercanía, fiabilidad y entretenimiento al consumidor.

La experta Catalina Marín, de WGSN, la agencia de coolhunting más grande del mundo, nos muestra las más destacadas.

V-commerce

Clueless El software que en 1994 ya imaginaban para Cher (Alicia Silverstone) ya es una realidad. / Clueless

“A medida que los gigantes de las redes sociales se centran en el contenido de video, en parte gracias a la enorme influencia de TikTok, se está convirtiendo en la forma preferida de muchos nativos digitales para comunicarse e interactuar con la información. Entretenidas y con un sentido de intimidad y autenticidad, las compras por video directas al cliente están impulsando el comercio minorista de maneras inesperadas”, dice Marín. Y en este formato cabe el popular See Now Buy Now, que se hace en vivo y es una gran forma de comercio en China.

Gaming

guccitenisclashg-78528cb6e84e32be829641f06404108d.jpg Gucci y su juego Tennis Clash muestran cómo se puede interactuar la ropa a nivel virtual.

“Los minoristas están utilizando juegos, entretenimiento y aplicaciones interactivas para enriquecer las experiencias de los clientes, aprender sobre sus comportamientos y aumentar la duración y retención de las sesiones, y como un llamado a la acción de compra creativa”, cuenta la experta. Y se puede ver con videojuegos como el de Balenciaga o Louis Vuitton, entre otras casas de moda.

Try & buy

“Como un medio para fomentar la confianza del consumidor al comprar en línea y una forma de reducir el impacto de las devoluciones, la tecnología de medición impulsada por la realidad aumentada (AR) está construyendo un puente entre los canales físicos y digitales, creando un espacio donde los minoristas y los clientes pueden reunirse. Marcas como Prada y Nike son los líderes en esto”, explica Marín. Ya se veía en marcas también de belleza, como MAC o YSL, al poderse probar el cliente los productos de forma virtual.

2 preguntas a… Catalina Marín

Experta en futuros de WGSN

¿De qué forma se han transformado las experiencias digitales para el consumidor de moda?

—Cuando las tiendas físicas eran inaccesibles para muchos, el comercio electrónico se convirtió en nuestra única ventana al mundo exterior de la moda. Comprar y navegar en línea proporcionó un escape, un golpe de dopamina para algunos e introdujo una nueva expectativa de conveniencia para casi todos. La experiencia no ha cambiado mucho con respecto al “antes de la pandemia” pero sí avanzó en términos de adopción.

¿Cómo se han mezclado con el retail físico? ¿La experiencia digital lo desplazó? En Estados Unidos tuvimos el Apocalipsis del Retail.

—A medida que las personas pudieron volver a salir, el punto de venta físico demostró su vigencia y que es importante en la experiencia de compra para las personas, especialmente para mercados masivos donde el comercio online apenas estaba comenzando, y donde se vio la brecha tecnológica de algunos países. Ahora, ya que avanzamos hacia la luz de una nueva normalidad, las estrategias de comercio electrónico más sólidas que tendrán longevidad en un nuevo y valiente mundo de interacción minorista fuera de línea / en línea son las que crearán una experiencia fluida, harán que los consumidores se sientan vistos y escuchados y permitirá involucrar al cliente en múltiples canales y ámbitos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo