Bocadillos Lingüísticos: ¿HOY, AHORA, UN MOMENTO... o nada?

La doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista nos habla de presentes difusos y engañosos.

Por Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista

¿HOY, AHORA, UN MOMENTO… o nada?
Seguimos con el tiempo que, hasta AHORA, luce despejado para este Bocadillo (¡y esperemos que siga así!) En el bocadillo pasado, les dije, Y LES PROBÉ, que hoy puede ubicarse en el pasado, en el presente y en el futuro. Hasta aquí, todos un poco aturdidos, PERO CAYENDO EN TIEMPO. Por favor, ténganme fe y continúen su fiel lectura. La gran pregunta que quedó en el tintero fue ¿en dónde ubicamos a HOY? Pues bien, HOY es, para algunos teóricos, y en el caso de las lenguas de tiempos absolutos como la nuestra, un “TIEMPO GRAMATICAL” que se conoce con el término HODIERNAL. Así que, de ahora en adelante, a hoy le voy a llamar HORDIERNAL u HOD. ¿De acuerdo? Muy bien, sigamos… Hod representa el día actual en cualquiera de sus estados (pasado, presente y futuro). El tiempo hodiernal es un tiempo gramatical para el día que usted vive, casualmente HOY.

El tiempo pasado hodiernal se refiere a acontecimientos de hoy anteriores (o anteriores al punto de referencia del día considerado, en lenguas de tiempo relativo), mientras que el tiempo futuro hodiernal se refiere a acontecimientos de hoy posteriores (o posteriores al punto de referencia del día considerado en lenguas de tiempo relativo). Pero si nos circunscribimos a lenguas de tiempos absolutos como el español, el tiempo post-hodiernal es un tiempo futuro para eventos que ocurrirán después de hoy (mañana, por ejemplo), mientras que el pre-hodiernal es un tiempo pasado para eventos que ocurrieron antes de hoy (ayer, por ejemplo). Confundidos. Relájense y respiren hondo, que ahora vamos de HOY a AHORA (si es que existe tal cosa como AHORA). Lo de tiempo relativo y tiempo absoluto es otro Bocadillo, así que no se despegue de METRO. Bien. Existen montones de aproximaciones y definiciones, pero HOY les voy a hablar de la de Kelly y su presente especioso (busque la definición en el diccionario de la Irreal para que vea que lo perfecto y lo engañoso no difieren mucho). Pero a lo que vinimos, de acuerdo con Kelly, el presente especioso es la duración del tiempo en la que las percepciones se consideran en el presente. Es decir, que la percepción del tiempo estudia el SENTIDO que usted tiene del tiempo, y “que difiere de otros sentidos, ya que el tiempo no se puede percibir directamente, sino que debe ser reconstruido por el cerebro”.

Entonces, regresando al presente, el presente es, en realidad, una parte del pasado -un pasado reciente- que se presenta engañosamente como un tiempo que interviene entre el pasado y el futuro. Kelly le llama presente engañoso, a diferencia del pasado, que se da como pasado evidente.  Es decir, el tiempo, desde el punto de vista de los hablantes de español (y otras lenguas) consta de cuatro partes con sus respectivas subdimensiones: el pasado evidente, el presente especioso (o engañoso), el presente real (el acto de habla) y el futuro. Podemos concluir que el pasado, que no existe, el futuro, que no existe, y el presente que es la facultad de la que tenemos para darle validez a la ficción del presente especioso, o engañoso (un presente que ya es pasado, por ejemplo). CONFUNDIDO. Son muchos los hijos del muerto así que tranquilo. Es más, no se preocupe, que ni los más entendidos entienden el presente (especioso o no). Los teóricos no se ponen de acuerdo… y podría escribir tropecientos mil Bocadillos sobre el PRESENTE. Pero mire, si me tiene algo de cariño, no se pierda en el tiempo, aproveche su “presente”, por fugaz o engañoso que sea, y decida que el mejor momento para ser feliz es AHORA, lo que sea que eso signifique. Nos vemos en un futuro cercano. Feliz Hoy. en un futuro cercano. Feliz Hoy.

Para más columnas como esta sigue el Facebook de Bocadillos Lingüísticos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo