La red 5G podría ayudar a salvar el planeta

Combinado con el Internet de las cosas, la red 5G podría generar un importante ahorro de electricidad. Metro investiga la situación y descubre qué se puede esperar

Por Daniel Casillas

A pesar de varios rumores, como que la red 5G provoca cáncer o que ayudó a propagar el nuevo coronavirus, la red sigue avanzando en todo el mundo e incluso podría ayudar a la conservación del medio ambiente.

Aunque salió al mercado en 2019, esta tecnología ha sido adoptada rápidamente. En la actualidad, cientos de millones de personas ya utilizan la 5G y se prevé que esta cifra alcance los 3,000 millones en 2025.

Los especialistas destacan que el 5G es mucho más rápido y fiable que su predecesor, y además consume menos energía.

"Es mucho más rápido que el 4G, tiene menor latencia y además ofrece una serie de características que hacen que la señal del 5G sea más fiable, hacen que consuma menos energía", explicó a Metro Paul Brislen, experto en tecnología y comunicaciones con sede en Nueva Zelanda.

Así, esta red se convierte en un aliado para la conservación del medio ambiente, ya que puede reducir la creciente curva de consumo energético de las redes móviles.

Las pruebas realizadas por Ericsson, en Suecia, y Telefónica, en España, demostraron que la red 5G registró hasta un 23 % de ahorro energético en algunos clusters de la red, en comparación con la 4G. Mientras que en Brasil, la nueva red registró una disminución del 10 % en el uso de energía.

Además de utilizar menos energía que su predecesora, según un estudio de Huawei, la alta capacidad, ubicuidad y baja latencia de la nueva red puede ayudar a las industrias a implementar nuevos procesos como parte integral de un programa de eficiencia energética, apoyando una asignación más eficiente y flexible de los recursos.

Este uso inteligente de los recursos puede ayudar a reducir el consumo de energía de muchas maneras como el apoyo a la gestión inteligente de la energía, la reducción de la necesidad de espacio de oficina y los viajes de negocios, las cadenas de suministro eficientes justo a tiempo habilitado por el análisis predictivo, entre otras.

Los expertos coinciden en que las innovadoras características del 5G, así como su potencia, permiten utilizar esta red no solo en los smartphones, sino también en la industria, la agricultura e incluso la sanidad, haciendo más eficientes sus procesos.

"A diferencia de las generaciones anteriores de sistemas móviles, sus indicadores clave de rendimiento permiten que el 5G sea compatible con varias industrias verticales como el transporte inteligente, la fabricación, la agrotecnia, la sanidad, la educación y mucho más", explicó Yusuf Sambo, investigador asociado y director del banco de pruebas 5G de la Universidad de Glasgow (Reino Unido).

La clave para que la red 5G ayude a la conservación del medio ambiente es su uso complementario con otras tecnologías como el Internet de las Cosas, la analítica basada en la Inteligencia Artificial y la nube, lo que llevará a una mayor eficiencia de los dispositivos, que ahora podrán funcionar de forma autónoma (encendiéndose y apagándose solos, por ejemplo).

"El potencial de ahorro energético de la conectividad 5G, unido a la tecnología IoT, es enorme", concluyó Paul Marshall, cofundador y director de clientes de Eseye, empresa especializada en conectividad celular IoT.

"Se ha producido un rediseño completo de la arquitectura móvil, por lo que el 5G se considera una revolución y no una mera evolución de los sistemas móviles".
Yusuf Sambo
investigador asociado y director del banco de pruebas 5G de la Universidad de Glasgow (Reino Unido).

Cuatro formas en que el 5G puede ayudar al medio ambiente

capturadepantall-34142efb1c1fef386ad53c7baff1d0d7.png
Red 5G

Energía
En comparación con las torres de 4G, las de la red 5G reducen las emisiones de CO2 hasta en un 80% y reducen los costes de funcionamiento en casi un tercio, porque tienen menos componentes electrónicos que generan calor.

Gestión del tráfico
Los sensores con tecnología 5G desplegados en las ciudades pueden ayudar a controlar la contaminación generada por los coches, así como a mejorar los flujos de tráfico, lo que se traduce en una mejor calidad del aire y menos atascos.

Gestión del agua
La tecnología 5G puede ayudar a las tecnologías de sensores a mejorar la gestión del agua, ya que establecerá la infraestructura para el despliegue masivo de sensores IoT que pueden gestionar las fugas tempranas en las tuberías, evitando así el desperdicio de agua.

Funcionamiento de los edificios
El uso de sensores con tecnología 5G en edificios, empresas e incluso hogares puede ayudar a alcanzar una mayor eficiencia energética. Y es que los diferentes dispositivos pueden funcionar de forma autónoma para controlar si se apagan cuando no están en uso.

ENTREVISTA

capturadepantall-3414649de266835aa32f5a908ff0469a.png
Paul Marshall

Paul Marshall
cofundador y director de clientes de Eseye

P: ¿Por qué el 5G se considera una tecnología ecológica?

  • El potencial de ahorro de energía de la conectividad 5G, junto con la tecnología IoT, es enorme. El 5G introducirá una conectividad mejorada, lo que conducirá a una mayor eficiencia de los dispositivos. Esto se debe a que los dispositivos mejor conectados, armados con datos proporcionados en tiempo real, permiten un funcionamiento autónomo. Es esta autonomía la que permitirá reducir el consumo de energía, ya que un número cada vez mayor de dispositivos podrá apagarse cuando no se utilicen –conservando la energía– y volver a encenderse a tiempo para cuando se necesiten, sin necesidad de intervención humana.

P: ¿Puede la red 5G ser sostenible y eficiente energéticamente?

  • Debería corresponder a los gobiernos y a los organismos reguladores velar por que los operadores actúen adecuadamente para garantizar que la red 5G sea eficiente desde el punto de vista energético. Por ejemplo, el Gobierno del Reino Unido ha publicado recientemente su objetivo más ambicioso en materia de cambio climático: las emisiones deberán reducirse en un 78% en 2035 en comparación con los niveles de 1990. Se podría incentivar a los operadores y a los proveedores de infraestructuras para que fomenten un menor uso de la energía en las redes 5G, o introducir medidas reguladoras para imponerlo. A medida que se amplía la conectividad 5G y aumentan las aplicaciones, hay que centrarse en el consumo de energía.
    Además, habrá que navegar continuamente y con cuidado por la cuerda floja del consumo de energía de la red y la utilización de cantidades crecientes de datos para servir a aplicaciones empresariales cada vez más ambiciosas. Por ejemplo, los dispositivos conectados al 5G con mayores resoluciones requerirán una mayor potencia, lo que llevará a una mayor demanda de infraestructura eléctrica.

P: ¿Podrían estas características del 5G ayudar a la conservación del medio ambiente?

  • El uso inteligente de la energía que permite el IoT, tanto a nivel personal como comercial, puede suponer un gran ahorro. Una de estas áreas es la energía inteligente, en la que los dispositivos habilitados por la IoT pueden marcar una gran diferencia.
    Sin embargo, los fabricantes de dispositivos y los operadores deben tener en cuenta el impacto que tendrá el 5G en el número de dispositivos que entrarán en el mercado –que, como es sabido, está muy por debajo de las predicciones históricas– y lo respetuosa que es su eliminación. Por ejemplo, ¿cómo garantizará la conectividad 5G que los dispositivos permanezcan más tiempo en el campo, pero también que se eliminen de forma responsable?
    Aunque las ventajas de los dispositivos y sensores conectados al 5G introducirán inevitablemente más eficiencia y ahorro de costes en toda la cadena de suministro, el ecosistema más amplio debe considerar cuidadosamente la mejor manera de utilizar el 5G.

P: ¿Qué le depara el futuro a la red 5G?

  • Es innegable que el despliegue del 5G tendrá un impacto significativo en todos los sectores, proporcionando la próxima generación de conectividad para las empresas y los consumidores por igual. Pero lo más importante es que, a medida que las empresas se familiarizan con las capacidades de la 5G y con cómo puede utilizarse como parte de los despliegues de IoT, el aumento de la conectividad permite a las empresas fuera de línea competir con las que ya han llevado a cabo proyectos de transformación digital.
Loading...
Revisa el siguiente artículo