Bocadillos lingüísticos: ¿IMBITAR a los IMBITADOS?

La Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista, nos pregunta -y contesta- por qué escribimos "invitar".

Por Alex Delgado

En una novela de Arturo Pérez Reverte, titulada “Hombres buenos”, el personaje Sánchez Terrón dice: "La naturaleza tiene reglas implacables." Más adelante, su interlocutor, un tal Raposo, dice: "Pues hay una duda que hace tiempo me desazona… Cuando va una letra pe detrás, ¿la palabra se escribe con ene o con eme?… ¿Es más correcto escribir inplacables o implacables?" Esta inofensiva pregunta, nos arroja al abismo; saque su paracaídas.

Primero a la pregunta de Raposo: antes de las letras p y b siempre escribirá m en vez de n porque en español, el sonido de la [m] se articula (se produce) en el mismo lugar que el sonido de la [b] y la [p]: juntando el labio inferior con el superior (compruébelo). Esa es la razón y sanseacabó. Aquí, como casi siempre, la regla ortográfica sigue a la fonética.

Oka, ya puede ir abriendo el paracaídas… ¿Recuerda que le había comentado que en español la letra v se pronuncia como [b]? También le dije que no existe el sonido [v] en español. Es decir, ambas letras b y v suenan como [b] (aunque algunos se resistan). Si eso es así, ¿por qué escribimos iNvitar? Por qué, si esa v representa sonoramente una [b], no seguimos el mismo principio fonético? Es más ¿Por qué no escribimos imbitar que sería lo más lógico? Mi querido METRO LECTOR, usted dirá…

Loading...
Revisa el siguiente artículo