Bocadillos Lingüísticos: ¿ECHAR DE MÁS O ECHAR DE MENOS?

La doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista nos habla sobre las perífrasis

Por Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista

¿Alguna vez ha echado a alguien de más? No lo creo. A la gente (no toda), las cosas, la juventud, las echamos de menos, nunca de más (creo).
Podemos echar de más algún ingrediente en el guiso, o incluso de menos; pero, cuando se trata de seres humanos, NUNCA echamos de más.
Nos dice Grijelmo que echar de menos posee un significado estable, es decir, que funciona como algo unitario en contextos específicos, como el anterior. Es decir, que “el significado del conjunto no es la suma de los significados propios de estas palabras”. Esto es lo que conocemos como una locución verbal, siempre y cuando su significado sea estable.
En cambio, si es una perífrasis verbal, el verbo puede intercambiarse por otro que signifique lo contrario.
Grijelmo nos presenta los siguientes ejemplos: voy a trabajar / voy a descansar; puede llover / puede escampar. Sucede, pues, que la lengua tiene sus vericuetos.
Por eso, nunca diremos hace sobra, pero sí hace falta; lo has echado a ganar, en vez de lo has echado a perder, o vaya usted a desconocer, en vez de vaya usted a saber.

Para más columnas como esta sigue el Facebook de Bocadillos Lingüísticos:

LAS HACHES QUE NOS HACHIZAN
Los puristas siempre han existido (¡desde tiempos del latín y antes!), y son muy temidos por…

Publicado por Bocadillos Lingüísticos en Domingo, 10 de enero de 2021

Loading...
Revisa el siguiente artículo