NASA traduce a sonido imágenes icónicas de sus telescopios

Obtenidas por misiones espaciales como el Observatorio de rayos X Chandra y los telescopios Hubble y Spitzer

Por Agencias

La NASA ha traducido a sonidos información recopilada en nuevas imágenes icónicas obtenidas por misiones espaciales como el Observatorio de rayos X Chandra y los telescopios Hubble y Spitzer.

En primer lugar, una imagen del Cúmulo Bala, que proporcionó la primera prueba directa de la materia oscura, la misteriosa sustancia invisible que constituye la gran mayoría de la materia del Universo. Los rayos X de Chandra (rosa) muestran dónde el gas caliente en dos cúmulos de galaxias fusionadas ha sido arrancado de la materia oscura, visto a través de un proceso conocido como "lente gravitacional" en datos del Hubble (azul) y telescopios terrestres.

Al convertir esto en sonido, ( https://www.youtube.com/watch?v=J7STY_H0BEk&feature=emb_title ) los datos se desplazan de izquierda a derecha y cada capa de datos se limita a un rango de frecuencia específico. Los datos que muestran la materia oscura están representados por las frecuencias más bajas, mientras que los rayos X se asignan a las frecuencias más altas. Las galaxias en la imagen reveladas por los datos del Hubble, muchas de las cuales están en el cúmulo, están en frecuencias de rango medio. Luego, dentro de cada capa, el tono se establece para aumentar desde la parte inferior de la imagen hasta la parte superior para que los objetos hacia la parte superior produzcan tonos más altos, informa la NASA.

La Nebulosa del Cangrejo, el segundo ejemplo, ( https://www.youtube.com/watch?v=DtymxN67eEE&feature=emb_title ) ha sido estudiada por personas desde que apareció por primera vez en el cielo de la Tierra en 1054 d.C. Los telescopios modernos han capturado su motor duradero impulsado por una estrella de neutrones que gira rápidamente y que se formó cuando una estrella masiva colapsó. La combinación de una rotación rápida y un campo magnético fuerte genera chorros de materia y antimateria que fluyen desde sus polos y vientos hacia afuera desde su ecuador.

Para la traducción de estos datos en sonido, que también se desplaza de izquierda a derecha, cada longitud de onda de luz se ha emparejado con una familia diferente de instrumentos. Los rayos X de Chandra (azul y blanco) son sonidos de percusión, los datos de luz óptica del Hubble (violeta) son de cuerda y los datos infrarrojos de Spitzer (rosa) se pueden escuchar como instrumentos de viento. En cada caso, la luz recibida hacia la parte superior de la imagen se reproduce como notas de tono más alto y la luz más brillante se reproduce más fuerte.

Tercer ejemplo: el 24 de febrero de 1987, los observadores del hemisferio sur vieron un nuevo objeto en la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia satélite de la Vía Láctea. Esta fue una de las explosiones de supernova más brillantes en siglos y pronto se conoció como Supernova 1987A (SN 87A). Este lapso de tiempo muestra una serie de observaciones de Chandra (azul) y Hubble (naranja y rojo) tomadas entre 1999 y 2013: ( https://www.youtube.com/watch?v=t7rMtVctvag&feature=emb_title ).

Esto muestra un anillo denso de gas, que fue expulsado por la estrella antes de convertirse en supernova, comienza a brillar más intensamente a medida que el la onda de choque de la supernova pasa. A medida que el enfoque se desplaza alrededor de la imagen, los datos se convierten en el sonido de un cuenco cantor de cristal, con una luz más brillante que se escucha como notas más altas y más fuertes. Los datos ópticos se convierten en un rango de notas más alto que los datos de rayos X, por lo que ambas longitudes de onda de luz se pueden escuchar simultáneamente. Una versión interactiva permite al usuario tocar este instrumento astronómico por sí mismo.

El proyecto de sonificación de datos está dirigido por el Chandra X-ray Center (CXC) como parte del programa Universe of Learning (UoL) de la NASA.

Loading...
Revisa el siguiente artículo