Santuario aboga por firma del proyecto en favor de los animales realengos

Se trata del Proyecto del Senado 1621

Por Cybernews

El Santuario de Animales San Francisco de Asís, Inc. (Sasfapr) abogó en la mañana del martes por la firma del Proyecto del Senado 1621, que permitiría que veterinarios de Estados Unidos y Canadá puedan ofrecer sus servicios de forma temporera y libre de costo en eventos de beneficio para las comunidades, como el “Spayathon for Puerto Rico”.

El proyecto, de la autoría del senador Miguel Romero, se encuentra ante la consideración de la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, desde el pasado 9 de julio. Según lo dispone la Constitución de Puerto Rico, una vez termina la sesión legislativa ordinaria, la mandataria tiene 30 días para firmar los proyectos de ley que se le envían para su consideración. Ese periodo de 30 días culmina el viernes.

“De convertirse en ley, esta medida permitiría que las organizaciones de bienestar animal podamos recibir la ayuda que necesitamos para seguir luchando contra la sobrepoblación de animales en Puerto Rico para evitar que haya tantos perros y gatos sin hogar sufriendo y muriendo en las calles”, expresó Stella Ramírez, vicepresidenta del Santuario de Animales San Francisco de Asís, Inc. (Sasfapr).

“Por esto invitamos a la Gobernadora a ser una heroína del bienestar animal y que convierta en ley el Proyecto del Senado 1621. El pasado 11 de junio, tras una reunión con rescatistas, ella expresó total apoyo al Spayathon for Puerto Rico; confiamos en que honrará esas palabras estampando su firma en la pieza legislativa”, agregó Ramírez.

Desde 2018, la organización Humane Society de Estados Unidos ha realizado seis rondas del Spayathon for Puerto Rico, una iniciativa de esterilizaciones y castraciones gratuitas en las que se han operado 52,524 perros y gatos.

“Spayathon ha sido diseñado como una serie de clínicas temporales: solo una semana, tres veces al año. Además de ser operados, se vacunan contra la rabia. Más de un 60 porciento de los animales que acuden a estas clínicas nunca habían recibido servicios veterinarios. Y no es porque los guardianes no amen esas mascotas. Es simplemente porque no tenían el acceso económico o los recursos para ir a una clínica veterinaria”, expresó Ramírez.

Según datos de HSUS, el 63.9 porciento de los animales atendidos en las seis rondas del Spayathon nunca habían visitado un veterinario; el 70.72 porciento de los perros y gatos de cinco meses o más nunca habían sido vacunados contra la rabia; y se logró prevenir el nacimiento de 316,680 animales (durante el primer año tras las cirguías).

“Las clínicas de Spayathon han ayudado a decenas de miles de animales. Más allá de los servicios de esterilización y castración, las mascotas también se vacunan y reciben alimentos, así como otras donaciones, totalmente libre de costo. A pesar de que hemos podido atender tantos, falta mucho por hacer”, puntualizó la rescatista.

Ramírez puntualizó, además, que todas las personas que trabajan en la iniciativa lo hacen de manera voluntaria, solicitando días de vacaciones o sin paga en sus trabajos. “Los equipos no han ganado dinero alguno por trabajar en Spayathon. La subvención que cada equipo recibe (de parte de HSUS) por ronda se invierte en cubrir los gastos de hospedaje y comida para los voluntarios y veterinarios, al igual que en la compra de recursos y materiales necesarios para el funcionamiento óptimo de las clínicas”, explicó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo