Bocadillos lingüísticos: ¿EL CALOR O LA CALOR?

La Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista, nos habla de la controversia entre el calor o la calor.

Por Por Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista

Si dijo la calor, se calentó con esos puristas que rabian por ahí porque se les fue un Bocadillo por el galillo viejo. Querido Metro lector, cualquiera de las dos… es insoportable!!!! ¡Ufff qué calor en la ciudad! Pero a lo nuestro: ¿cuál es la “correcta” y por qué?

Los entendidos aseguran que lo “correcto” es el calor. Más aún, dicen por ahí que la Irreal Academia le puso punto final a la calurosa controversia. Sí Pepe. Mire, en materia de lengua los puntos finales los ponen los hablantes. Aun cuando calor NO es un sustantivo ambiguo sino masculino la gente por estos lares la emplea lo mismo masculino como femenino. El mar/la mar, el azúcar/la azúcar, el tanga/la tanga, el agravante/la agravante, entre otros, son nombres ambiguos en propiedad y pueden emplearse como masculino o femenino sin ningún estrés; son algo así como sustantivos bisexuales, pero la bendita calor, o el bendito calor? no, según la Irreal. Bien.

Pues aprovecho para informarle que, según se recoge en la no ya tan Nueva Gramática, en el español oral europeo meridional se usa la calor sin ningún sofocón, y en Andalucía es la calor, las calores. Del Caribe los académicos de la realeza no dicen ni jota, pero sabemos que aquí ambas alternan (esta calor, este calor). Los académicos “desaconsejan” usarlo como femenino porque no es “español estándar” (ese que nadie habla). ¿Quiere mi opinión? Pienso que el calor no es tan caluroso como la calor… Esta calor a mí me sugiere una temperatura insoportable. El calor es, creo, más llevadero. ¿Será calor masculino, femenino o ambiguo? A lo mejor el/la calor es un hot flash del planeta, que no discrimina por sexo… ¡Ufffff, pero qué calor!

Para más columnas como esta sigue el Facebook de Bocadillos Lingüísticos:

 

¿INTERPERIE O INTEMPERIE?
Huracanes, terremotos, Covid 19, ¡Oh Dios cuánta calamidad! Y lo más triste es que todavía hay…

Posted by Bocadillos Lingüísticos on Monday, May 25, 2020

Loading...
Revisa el siguiente artículo