Bocadillos lingüísticos: ¿YA SE SIENTE MÁS MEJOR?

La Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista, te invita a ofrecer información con las palabras necesarias.

Por Doctora Aida Vergne, profesora universitaria y lingüista

Pérate, pérate, pérate… ¿Podemos estar más mejor? Es decir, ¿mejor que mejor? Antes que nada, sepa que mejor y peor son comparativos sintéticos (nada que ver con poliéster).

Vaquero decía que son “mucha información apretada en poco espacio”, una cualidad del latín. Sin embargo, a pesar de que el español se deriva del latín, en Puerto Rico, y en muchas partes del mundo hispánico, tendemos a sustituir estas “sintéticas” por construcciones “analíticas”. Es decir, que sentimos la urgencia de ofrecer la misma información con más palabras (lujo que no tienen los Bocadillos).

Amigo, añadirle el más a mejor, o a peor, no altera el significado esencial; funcionan como intensificadores. Es decir, que le ponemos un énfasis especial para llevar un poco más allá la idea que queremos comunicar. La Irreal academia las “desaconseja” por “innecesarias”, pero los hablantes las siguen usando en lengua oral, y los niños, ni se diga. Y esas no son las únicas… También tenemos más mayor, más menor, más superior, más inferior, etc. Como le dije, en la Irreal, no las quieren, pero los hablantes las emplean en toda suerte de frases coloquiales.

Lo cierto es que, en lengua familiar, cuando se usa más mejor / más peor nos referimos al grado de mejoría. Por ejemplo, si alguien que tiene coronavirus ahora está más mejor, significa que su salud ha mejorado un chililín, pero sigue enfermito. ¡Por si acaso, pronta recuperación!

Para más columnas como esta sigue el Facebook de Bocadillos Lingüísticos:

¿INTERPERIE O INTEMPERIE?
Huracanes, terremotos, Covid 19, ¡Oh Dios cuánta calamidad! Y lo más triste es que todavía hay…

Posted by Bocadillos Lingüísticos on Monday, May 25, 2020

Loading...
Revisa el siguiente artículo