No es distanciamiento social, es distanciamiento físico

Expertos plantean recomendaciones para manejar adecuadamente la crisis de salud pública COVID19

Por Lynet Santiago Túa

Investigadores y expertos sobre el tema de la salud del Centro de Investigación Interdisciplinaria y Aprendizaje Subgraduado (CRiiAS) de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, exhortaron al Gobierno a hablar con claridad a la ciudadanía sobre la crisis de salud pública relacionada con el COVID-19, pero que la información sea divulgada en voz de profesionales de la salud y no por vía de políticos para evitar emociones fuertes, como la ansiedad y el miedo por la pandemia.

Estas y otras recomendaciones surgieron del panel La biología, salud y epidemiología del COVID-19, a cargo del doctor David Pérez Jiménez, director del Instituto de Investigación Psicológica de la Facultad de Ciencias Sociales; Gary Toranzos, catedrático del Departamento de Biología; y la doctora Melissa Marzán, catedrática asociada de Ponce Health Sciences University.

Durante la ponencia virtual, los expertos discutieron sobre la biología del virus, el impacto físico que tiene COVID-19 en el individuo, los aspectos epidemiológicos de la enfermedad y la salud mental necesaria para afrontar la problemática de salubridad. Asimismo, los recursos compartieron recomendaciones relacionadas con el manejo adecuado de la información sobre el COVID-19 por parte de los medios de comunicación masiva y de las autoridades gubernamentales.

Pérez Jiménez aportó sugerencias sobre cómo podemos hacer frente a la pandemia desde el punto de visto psicológico, al destacar que esta pandemia ha aumentado un alto sentido de vulnerabilidad entre la población porque aparenta ser algo que no podemos controlar, provocando miedo y ansiedad. En ese aspecto, planteó el rol de los medios de comunicación de no dar énfasis exagerado a los aspectos negativos de la pandemia.

“Las noticias positivas también hay que rescatarlas. Está muriendo mucha gente, pero no se habla del por ciento de la tasa de recuperación. Debemos poner en perspectiva que, anteriormente, se han superado otras pandemias peores”, señaló.

Además, resaltó la importancia de que el Gobierno hable con claridad para evitar el miedo.

“Nos da ansiedad porque es una pandemia nueva y porque existen muchas dudas. No debemos permitir que el miedo controle nuestras emociones. Según vino el coronavirus, se va a ir”, explicó.

Asimismo, Toranzos quien tituló su ponencia como Crónica de una pandemia anunciada o autopsia en vivo, destacó que “debemos aprender de las pandemias pasadas”.

“En todos los centros de salud gubernamentales, tienen una lista de los patógenos reportables, los cuales sirven para tomar las medidas necesarias [para manejar la crisis de salud pública]”, mencionó, al enfatizar que “es caro activar los recursos para dedicarse a observar estos cambios, pero a medida que se ven estos brotes, deberíamos tener más personas que lleven a cabo esto”.

Toranzos también mencionó que la pandemia podría estar relacionada con los cambios ambientales y la deforestación masiva.

Para la desinfección recomendó una limpieza puntual en lugares públicos: “Lo que la gente va a tocar es lo que va a provocar la infección”.

Por su parte Marzán detalló la epidemiología descriptiva del coronavirus con datos del 24 de marzo.

“Este virus surgió probablemente de un animal. Se transmite de las gotitas cuando hablamos y cuando estornudamos. Es la primera pandemia en ser controlada. Ya existen más de mil publicaciones científicas con evidencias de sujetos evaluados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe comprensivo de 55 mil casos en China evaluados que nos ayuda a planificar los servicios [para atender la pandemia]. El número de personas que se ha recuperado también sigue en aumento”, mencionó Marzán, quien afirmó que las medidas drásticas sobre la movilidad de las personas ayudaron en China a controlar la pandemia.

Un punto importante que se discutió en el panel educativo es la forma correcta de referirse al distanciamiento, es “distanciamiento físico” y no “distanciamiento social”, como medida prudente para que no se propague el virus. Esto, porque el distanciamiento social implica romper todos los canales de comunicación y no es el caso.

 

Recomendaciones para manejar la ansiedad y el miedo:

  • Documentarse con fuentes confiables como la Organización Mundial de la Salud (OMS)
  • Controlar la exposición a los medios. No invertir más de media hora escuchando noticias
  • No perder el sentido del humor
  • Tratar de normalizar la rutina diaria dentro de los hogares
  • Debemos hacer actividades que nos ayuden a manejar la ansiedad
  • No subestimar la capacidad de resiliencia
  • Practicar el autocuidado tomando los debidos cuidados de higiene
  • Mantenerse positivos.
  • Ser empático y solidario

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo