Reportan primer caso sospechoso en P. R. de daño pulmonar por cigarrillo electrónico

Se trata de una joven de 19 años

Por Cybernews

El primer caso en Puerto Rico sospechoso de daño pulmonar, asociado al uso de cigarrillos electrónicos fue reportado esta semana a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), informó el jueves el secretario del Departamento de Salud (DS), Rafael Rodríguez Mercado.

Esto, tras la Orden Administrativa Número 416 firmada que establece que todo profesional de la salud debe notificar al DS cualquier caso que pueda apuntar a daño pulmonar vinculado al uso de este tipo de vaporizador.

Indicó se trata de una fémina de 19 años de edad, residente del pueblo de Bayamón que estuvo 10 días en cuidados intensivos de una institución hospitalaria y, que, tras ser cuestionada, reveló que estuvo haciendo uso de cigarrillos electrónicos desde los 13 años.

“Tan pronto advinimos en conocimiento de este caso, activamos el protocolo establecido en el Departamento de Salud y nos movilizamos para conocer los detalles del cuadro clínico de la fémina e identificar los tratamientos que requerirá. Ya se procedió a realizar las debidas pruebas confirmatorias y las tomas de muestras requeridas para determinar la severidad del daño pulmonar de esta joven, si alguno. Asimismo, estamos realizando esfuerzos para suplir cualquier otra necesidad de salud en la que podamos apoyarla y facilitar su proceso de recuperación”, indicó Rodríguez Mercado en declaraciones escritas.

El funcionario explicó que para que un caso sea sospechoso de daño pulmonar asociado al uso de los cigarrillos electrónicos, es vital pasar por un historial de usos y síntomas que le hagan llegar a una sala de emergencias y eventualmente a un intensivo.

“Una vez el hospital identifica los síntomas, sumado a que el paciente haya verbalizado que usa el dispositivo, ya eso es una sospecha de que podría ser un caso”, añadió el titular de Salud.

Al conocer de la situación, la gobernadora Wanda Vázquez Garced, hizo un llamado a la ciudadanía, particularmente a los jóvenes, a que se eduquen y eviten el uso de cigarrillos electrónicos.

El secretario mencionó que el uso del cigarrillo electrónico está regulado en Puerto Rico y existen varias leyes que controlan su venta y uso. La Ley Número 59 del año 2011 conocida como la “Ley Para Reglamentar la Práctica de Fumar en Lugares Públicos” dispone que fumar incluye el uso del llamado cigarrillo electrónico.

De acuerdo con el más reciente informe de los CDC, hasta el momento, 37 personas han muerto en Estados Unidos y un total de 1,888 han sido afectadas por lesiones pulmonares relacionadas con el consumo.

Además, según un estudio del Behavioral Risk Factor Surveillance System de Puerto Rico, referente a la prevalencia de los cigarrillos electrónicos en la isla, para el 2016 el 0.7 por ciento de los adultos consumían cigarrillos electrónicos; es decir, 19,217. En el 2017 el por ciento aumentó a 1.2 por ciento (31,663).

“El aumento en la cifra de personas afectadas por lesiones pulmonares, relacionadas con el consumo de cigarrillos electrónicos, representa un motivo para establecer ciertas medidas de acción, debido a su alta amenaza a la salud pública. Por tal motivo, reiteramos que todo proveedor de salud, bien sea público o privado, debe reportar los casos sospechosos y/o confirmados de lesiones pulmonares severas asociadas al uso de cigarrillos electrónicos y vapeo. Esto debe hacerlo en un periodo no mayor de cinco días”, manifestó Rodríguez Mercado.

Los profesionales de la salud podrán acceder a la página electrónica del Departamento de Salud: http://www.salud.gov.pr para bajar el formulario que deberán llenar para el reporte.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo