Pon atención al crecimiento y desarrollo de sus hijos

Aunque el desarrollo de los niños es un asunto individualizado, existen guías y múltiples métodos y tratamientos para que padres y madres no pierdan de vista este aspecto de la vida de sus hijos

Por Lyanne Meléndez García

El crecimiento y alcance de las etapas del desarrollo juega un rol fundamental en el desenvolvimiento pleno de la vida de los niños y adolescentes.

Tanto así que una de las prioridades de entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) es mantener guías de patrones de crecimiento y desarrollo, de modo tal que padres y madres puedan tener referencia sobre si algo no anda bien en las etapas que atraviesan sus hijos e hijas.

Si bien el crecimiento físico exponencial ocurre entrada la adolescencia, este es un asunto que hay que tomar en cuenta desde la infancia temprana y monitorear a través de toda la niñez. Esto se logra a través de seguimiento de tablas de crecimiento, visitas a su pediatra, y hasta posibles tratamientos para contribuir al nivel óptimo de desarrollo.

De acuerdo con la terapista ocupacional, Aixa Román, “es importante que los papás se sigan educando y miren lo que es esperado para cada etapa del desarrollo sin perder de perspectiva que cada chico tiene su proceso y tiene su manera de madurar, pero hay veces que cuando lo detectamos a tiempo ganamos mucho más”.

En torno al crecimiento y desarrollo, explicó que lo profesionales trabajan con el niño o niña como un todo, por lo que explicó, es importante que los padres acudan a sus pediatras y de ser necesario a otros profesionales de la salud que ayuden en el proceso del crecimiento y desarrollo de la niñez, que incluye también su desarrollo motor, cognoscitivo, comunicación y social. “Los profesionales de la salud estamos también para aclarar dudas, orientar y educar”, añadió Román.

Hay observaciones básicas de donde se parte en cada etapa para conocer si se está dando el desarrollo esperado. “El crecimiento físico lo lleva su pediatra por eso se recomienda que tengan contacto directo con su pediatra para medir y mirar las áreas específicas de crecimiento”, detalló la profesional de la salud.

Existen factores genéticos, pero también de alimentación, el sistema endocrino, enfermedades y el ejercicio físico que intervienen en el crecimiento de los niños por lo que el pediatra u otro profesional de la salud puede recomendar tratamientos, ya sea nutritivos, hormonales o terapias.

La experta en la niñez señaló que aunque no es recomendable que los padres comparen a sus hijos con otros niños, pero “sí a veces en modo general es una buena medición, cuando están compartiendo con compañeros en cumpleaños, la realidad es que hay que estar pendiente a cómo se va desarrollando en comparación a los demás”. Incluso, mencionó, sirve para ver si atrapa la bola igual, y si “si está desenvolviéndose de jugar, hablar, igual que los demás”.

“El crecimiento físico va a depender de la genética, pero también hay condiciones o trastornos de crecimiento que pudieran influir, pero ahí habría que ver según las tablas que lleva el pediatra, mirar si tiene que ir a un especialista”, destacó Román, quien sostuvo que en ocasiones los terapistas identifican si algo no anda bien y lo refieren a un especialista.

“El crecimiento es por etapa, de 0 a 3 (años) hay un crecimiento, pero ya en edad escolar y más en adolescencia es que se da el boom de crecimiento físico”, precisó.

Etapas del desarrollo

  • Infancia temprana: Crecimiento acelerado donde se espera que el bebé crezca y aumente de peso de una manera rápida. A los seis meses puede alcanzar el doble de su peso al nacer. El cerebro se desarrolla y madura a su máxima velocidad.
  • Etapa preescolar: Surgen cambios en la rapidez del crecimiento. Se espera que cada año aumenten de 3 a 5 pulgadas. Descubren el mundo que les rodea y desarrollan órganos sensoriales y lenguaje.
  • Niñez media: El crecimiento es lento pero continuo, hasta el inicio de la pubertad. Hay una ganancia de peso constante. Estimulan el desarrollo de sus funciones cognoscitivas.
  • Pubertad y adolescencia: Última etapa importante en el crecimiento y desarrollo. Algunos cambios incluyen ganancia de alrededor de 65 libras en seis años, maduración sexual, y aceleración del crecimiento. En varones, 4-5 pulgadas por año y niñas 3-4 pulgadas por año. Aparece una marcada diferencia en las formas corporales hombre/mujer.
Loading...
Revisa el siguiente artículo