Múltiples opciones para combatir la artritis reumatoide

El ejercicio y la sana alimentación pueden ayudar a llevar una vida más sana y prevenir daños asociados a la artritis reumatoide

Por Lyanne Meléndez García

Aunque es complejo vivir con artritis reumatoide, no tiene porqué ser una condición que limite a sus pacientes de participar de actividades diarias o disfrutar de ocasiones especiales.

La artritis reumatoide es un padecimiento que causa inflamación en el revestimiento de las articulaciones, lo que causa dolor, rigidez, enrojecimiento, reducción del movimiento e hinchazón. Afecta sobre todo a las articulaciones como las muñecas, pies, columna vertebral, rodillas y mandíbula.

Pese a que existen algunos factores de riesgo, cualquier persona podría padecer de artritis reumatoide por lo que los avances actuales han provocado que haya tratamientos que puedan ayudar a que las personas tengan una vida productiva.

Sin embargo, además del importante rol de los medicamentos, existen diversas alternativas como modificar la alimentación, ejercicios y actividades como tai chi o yoga, que pueden ayudar a los pacientes a lograr complementar sus tratamientos.

“Los pacientes de artritis reumatoide son pacientes que toman muchos medicamentos, cuando vienen las Navidades dejan de tomarlos para tomar alcohol, y dejan de tener las dietas antiinflamatorias. Son más asuntos de adherencia al medicamento. En las Navidades se ven comprometidas las adherencias a medicamentos”, reconoció el reumatólogo Ricardo Gago Piñero, vicepresidente de la Asociación de Reumatólogos de Puerto Rico. Por ello, recomendó que los pacientes o sus cuidadores sean comunicativos con sus médicos y dialoguen para llegar a un acuerdo sobre cómo modificar los tratamientos de forma temporal de manera que no se vean afectados. “Es importante que el paciente se lo comunique a su médico para que entonces el médico le diga 'puedes tomar esto, no puedes hacer esto otro'”, detalló Gago Piñero.

Entre los alimentos que ayudan a los pacientes de artritis reumatoide están la linaza, las frutas, verduras y cereales integrales. Asimismo, evitar el consumo de alimentos como hamburguesas, pollos y otras carnes fritas, y comida chatarra.

De acuerdo con el médico, “dentro de las dietas que recomiendan para mejorar, no es que sea una dieta terapéutica, pero sí ayuda, es la dieta mediterránea, donde alimentos procesados no se promocionan”. Esta dieta se especializa en el pescado, aceites, vegetales y granos. “No tiene que ser una dieta sin carne, los pescados de aguas frías tienen más cantidad de omega 3”, explicó el reumatólogo. Igualmente pueden sumar el consumo de suplementos como omega 3, glucosamina y condroitina.

En cuanto a la actividad física, pueden funcionar ejercicios isométricos, en los cuáles se somete el músculo a tensión pero sin realizar movimientos de las articulaciones. Estos ayudarán a disminuir el cansancio, la fatiga y fortalecer los músculos.

Con un tratamiento y estilo de vida saludable la idea es combatir los síntomas de cansancio inusual, pérdida de apetito, así como aliviar el dolor, la inflamación, retrasar el daño a las articulaciones y ayudar a las personas a participar de sus actividades diarias.

El profesional de la reumatología precisó que este tipo de artritis “es una condición sistémica, también tiene afecciones a los órganos, como pulmones, riñones, corazones, sistema nervioso”. Por ello tienen mayor incidencia en enfermedades cardiacas, sistema, osteoporosis e infecciones.

Se desconoce qué exactamente hace que el sistema inmunitario ataque las articulaciones y otros tejidos del cuerpo, no obstante, hay genes, factores ambientales y hormonas sexuales que pueden colaborar en provocar esta enfermedad que afecta a millones de adultos en Estados Unidos, según el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés).

En Puerto Rico, de acuerdo con estudio de los doctores Noemí Varela, Mariangelí Arroyo y Luis Vilá, la edad promedio de los pacientes ronda en 53 años y 87 % son mujeres. De los pacientes, 23 % reciben algún remplazo articular, 57 % tiene hipertensión, 48 % colesterol alto, 65 % de los pacientes son obesos, hasta un 14 % puede tener depresión y un 25 % puede tener osteoporosis.

Recomendaciones

  1. Visite a su médico y reumatólogo
  2. Mantener adherencia a los medicamentos
  3. Hacer ejercicios que no comprometan su condición
  4. Llevar una dieta baja en alimentos inflamatorios
Loading...
Revisa el siguiente artículo