Apoyo para quienes cuidan a otras personas

El aumento de población de adultos mayores en Puerto Rico ha provocado que sean cada vez más los viejos que tienen que adquirir responsabilidad de cuidadores de personas de edad avanzada

Por Lyanne Meléndez García

Cuidar a un familiar o amigo, ya sea por una enfermedad física o mental, afección crónica o hasta por convalecer de una cirugía, conlleva diversos retos.

Los cuidadores que llevan prolongado tiempo sin un descanso pueden llegar a experimentar desgaste emocional, mental, así como implicaciones legales, pues la persona se enfoca tanto en cuidar de otros que podría dejar a un lado sus responsabilidades personales.

Así lo estableció la directora ejecutiva de Caribbean Gerolife and Aging Group, Astrid Santiago, quien sostuvo que la situación se torna aún más compleja cuando se trata de cuidadores que ya son adultos mayores y tienen que cuidar a una persona de edad aún mayor. Otras variables que pueden convertirse en un reto, además de ser adulto mayor, es estar a cargo de hijos o nietos, y actualmente, bajo la amenaza de que se recorten sus pensiones, lo que los pondría en una peor situación económica.

“Hace poco hubo un caso de una adulta mayor cuidadora de otra adulta mayor, y no justificándola, sino que fue agresiva y llegó a matar a su mamá cuando la estaba cuidando. Una de las cosas que más preocupa es el impacto emocional y el impacto mental que tiene ser cuidador”, planteó Santiago.

Reconoció que los cuidadores “gastan su capital económico, y cuando empieza a pasar este periodo de cuando los adultos mayores van requiriendo más, entonces vas a tener un cuidador a su cargo que está completamente desgastado, que no tiene capacidad económica, no reconoce cuáles son los recursos legales, que no tiene apoyo de la sociedad o de la comunidad”. Precisó que es importante que las personas cuidadoras busquen apoyo emocional, apoyo práctico de servicios, así como servicios legales.

Tomando en cuenta esta situación, la directora de la entidad creó el evento Cuídate Cuidador, en busca de ofrecer un espacio para cuidadores para “tener un ratito con uno mismo”, en el que haya talleres, espacios de meditación y relajación, servicios legales, estimulación cognitiva y sanación en movimiento, entre otros servicios. “Caribbean Gerolife quiere trabajar una visibilidad sobre el envejecimiento y la vejez, y el cuidador puede ser un adulto de edad mayor que cuida a otro adulto de edad mayor”, explicó Santiago, al mencionar que el 24 % de la población de adultos mayores de 50 años es cuidador de otro adulto mayor.

Aunque son más las personas de adultez mayor que cuidan, el evento está dirigido a cuidadores de cualquier edad. “La gente no se identifica como cuidador, pero cuidador es una persona que tiene a su haber la coordinación de servicios, dar servicios o aportes económicos y no económicos. El cuidador puede ser el que lleve a la persona al médico constantemente, le busca las medicinas, le hace de comer, lo ayuda a cambiarse la ropa, a transferirse de una silla a otra”, detalló la directora de la entidad.

La actividad será el sábado 2 de noviembre en el Centro de Recepciones de Villa Carolina de 8:00 a. m. a 12:00 p. m. en alianza con el municipio de Carolina y AARP. Aunque la actividad es gratuita, las personas participantes deben registrarse llamando a Annette Díaz al 787-396-5067 o escribiendo al correo electrónico [email protected]org.

Recomendaciones para cuidadores

  • Descanse, mantenga una dieta alimentaria saludable,  ejercítate y vaya a los médicos.
  • Reconozca que no puede hacer todo. Tenga límites y pida ayuda.
  • Ría, llore, enójese y sienta. Las emociones nos hacen saber que estamos vivos.
  • Busque talleres y grupos de apoyo.
Loading...
Revisa el siguiente artículo