Rehabilitación física se convirtió en su milagro

Paciente que estuvo al borde de la muerte narra cómo la rehabilitación física lo ayudó en su proceso de recuperación tras batallar con una bacteria mientras sufría de obesidad mórbida

Por Lyanne Meléndez García

A sus 40 años y en medio de su adultez productiva, Félix Agosto Alfonso estuvo al borde de la muerte.

Lo que inicialmente parecía ser solo una celulitis en una pierna, le provocó un paro respiratorio, un fallo renal, colapsó su sistema circulatorio, le hicieron una traqueotomía y lo entubaron.

En entrevista con Metro, Agosto Alfonso recordó que llegó al Hospital Auxilio Mutuo el pasado 2 de julio por la celulitis; sin embargo, desde que le tomaron los signos vitales su oxigenación y dióxido de carbono mostraban que algo no andaba bien, por lo que, de inmediato, lo hospitalizaron. “Me empezaron a trabajar con eso y con la celulitis, pero a los dos días caigo en una crisis”, dijo el carolinense al detallar que le dio una sepsis, lo que ocurre cuando el cuerpo tiene una abrumadora respuesta inmunitaria a una infección bacteriana. Luego de ello, estuvo 22 días en unidad intensiva.

Pese a que poco a poco fue mejorando, la situación de Agosto Alfonso se tornaba complicada debido a que pesaba más de 500 libras y, al haber perdido la fuerza, ya no se sentía el mismo. “No podía mover el lado izquierdo, no tenía movilidad, no tenía fuerza en las piernas, estaba bien hinchado. Aparte, estaba bien obeso, estaba entubado respirando todavía con respirador, pero mejorando poco a poco la respiración”, declaró el paciente.

Fue entonces cuando fue referido a la Unidad Especializada en Rehabilitación del mismo Hospital Auxilio Mutuo. “Me ayudaron mucho tanto en lo psicológico y físico. El personal es sumamente capacitado, servicial y bien motivadores”, manifestó sobre su llegada a la Unidad el pasado 17 de agosto, donde estuvo 13 días adicionales.

Allí recibió terapia física, terapia ocupacional, terapia del habla, cuidado médico y nutricional. Le hicieron un plan de alimentos por el cual ya ha perdido 140 libras.

“Yo no me podía valer por mí mismo porque no podía caminar, no me podía asear, tenía que hacerlo en la cama, pero cuando entro aquí (Unidad de Rehabilitación) ellos empiezan a motivarme, me levantaron, di mis primeros pasos”, memoró.

Las terapias incluyeron el cuerpo completo, pues no podía caminar ni moverse, inicialmente. Contó que gracias a que los cuartos están equipados para permanecer con un familiar pudo pernoctar junto a sus padres, quienes han sido su apoyo en el proceso, que ya concluyó en la Unidad. Ahora se encuentra en un centro de rehabilitación ambulatorio del mismo hospital.

“Quiero dar mi testimonio en el futuro para que personas que estén en la misma situación que yo puedan sobrellevarse, que sí se puede, y que se cuiden, antes que lleguen a este extremo, entiendan que la salud es importante y la vida es una”, reflexionó. Buscará en el futuro ayudar a las personas a bajar de peso y provocar un cambio en sus vidas.

Primer caso bariátrico de la Unidad de Rehabilitación

El caso de Félix, que sus terapeutas consideran “un milagro”, es el primer caso bariátrico atendido en la unidad, pero uno de los muchos casos de terapia de pacientes hospitalizados que han atendido los profesionales por los pasados dos años que lleva operando la Unidad del Auxilio Mutuo y que durante estos días celebra la Semana de la Rehabilitación Física.

Parte del equipo de profesionales que atendió al paciente son la terapeuta ocupacional Melissa Gavilán y el asistente de terapia física Víctor Lugo. A este último, Félix lo identificó como su primero en la línea de quienes lo ayudaron.

“El caso de Félix es un milagro. Sinceramente, de cómo entró a como está al día de hoy, es algo súper impactante y ha sido un beneficio para él y para nosotros”, declaró Lugo, quien le brindó apoyo desde que estaba en la unidad intensiva.

Gavilán contó que las primeras intervenciones tuvieron que ser de forma holística; sin embargo, aseguró que mejoró rápidamente.

El fisiatra Rafael Sanz reconoció que el caso de Agosto Alfonso fue un reto, pues fue más complejo de lo que usualmente atienden en la Unidad. Se trabajan casos de derrames cerebrales, amputaciones, lesiones de espina dorsal, lesiones neurológicas, párkinson, Guillain-Barré, quemaduras, deformidad, desórdenes neurológicos, entre otros.

Para más información sobre la Unidad Especializada, puede comunicarse al 787-758-2000. extensión 4487.

Loading...
Revisa el siguiente artículo