Brindan espacio de inclusión para adultos mayores LGBTT

Primer centro que ofrece servicios a personas de edad avanzada de la comunidad LGBTT tiene planes de expandir sus ofrecimientos y programas a otras áreas de Puerto Rico

Por Lyanne Meléndez García

A pesar de que las personas de edad avanzada son el segmento de la población más creciente en Puerto Rico, sus múltiples necesidades, en ocasiones, pasan desapercibidas, más aún cuando se trata de segmentos que por años fueron marginadas, como la comunidad LGBTT (Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Transgénero).

En busca de darles mayor visibilidad, promover espacios inclusivos y de respeto, así como atender las necesidades de esta población, el Centro Comunitario LGBTT del Adulto Mayor mantiene acuerdos con diversas organizaciones para extender servicios a decenas de adultos mayores.

“Puerto Rico está envejeciendo y vamos a ser uno de los cinco países con más personas adultas mayores en 2022, así que no estamos hablando de muchos años, estamos hablando de dos a tres años”, dijo en entrevista con Metro el director ejecutivo del Centro Comunitario, Wilfred Labiosa.

De acuerdo con datos recopilados por Seil Román, director del programa de Salud Mental del Centro, la población adulta mayor LGBTT puede enfrentar múltiples situaciones adversas, como aislamiento, tristeza, codependencia, soledad, dependencia de parejas, ansiedad, pérdidas y duelo, y depresión, entre otras.

De hecho, Labiosa añadió que la mayoría de las muertes por suicidio son de adultos mayores, lo cual incluye a adultos mayores LGBTT. “Muchas de esas muertes por suicidio son fuera del área metropolitana; dentro del área metro son más jóvenes”, destacó Labiosa, por lo cual han desarrollado intervenciones y proyectos basados en evidencia científica, como talleres, terapias, arteterapia, conferencias, actividades, juegos, clases de yoga, musicoterapia, entre otros. Una de ellas responde a un acuerdo con la Universidad Ana G. Méndez a través del Programa Integral para un Envejecimiento Saludable.

Otro aspecto a tomar en cuenta en la importancia de destinar servicios a la comunidad de edad avanzada es que según Román “en los años 90 muchas personas de 20 a 30 años fallecieron por el VIH/Sida, no obstante en el presente las cosas han cambiado mucho y hemos visto personas con VIH hace 30 años viviendo como cualquier otra condición de diabetes o alta presión. Hay muchas más posibilidades de que las personas sobrevivan y tengan una calidad de vida”. En ese sentido, el Centro se perfila como el primer espacio en Puerto Rico para ofrecer servicios directos dedicados a esta población.

El Centro, ubicado en el 1149 de la avenida Américo Miranda, ofrece servicios de varios programas como lo son Sage Puerto Rico, para ofrecer servicios de terapia y salud mental; Reconstruye Q, que brinda servicios a damnificados del huracán María y  un programa para ofrecer ayudas a microempresas de la comunidad LGBTT, todos bajo la sombrilla de la entidad Waves Ahead Corp. Ya tienen compromiso para extender los servicios y abrir nuevos centros similares en Toa Baja para la primera semana de octubre y en Cabo Rojo, por confirmarse fecha.

Con la expansión se busca llegar a más personas, ya que según explicó Labiosa, las personas prefieren acudir a lugares cercanos a sus comunidades para obtener servicios de salud.

“Algo que nuestros participantes nos han traído a la luz es que no se sienten cómodos o cómodas yendo a otros centros, y aunque nosotros estamos enfocados en el adulto mayor LGBT, no excluimos participantes straight y jóvenes”, precisó Labiosa.

El centro está abierto de lunes a viernes en horario de 9:00 a. m. a 6:00 p. m. y algunos días de la semana hasta las 8:00 p. m.

Loading...
Revisa el siguiente artículo