Ojo a prácticas sexuales de riesgo en los jóvenes

Profamilias llama a hacerse las pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual, especialmente en jóvenes que presentan variables de riesgo

Por Lyanne Meléndez García

A pesar de que en los últimos dos años se han reportado menos casos de enfermedades de transmisión sexual en Puerto Rico, la organización Profamilias hizo un llamado a no bajar la guardia y que las personas se realicen las pruebas de detección con frecuencia.

“En el 2018 y 2017, se ve como si disminuyeran, pero hay que considerar que se hicieron menos pruebas por los huracanes, y en 2018, también se refleja una disminución, pero hay que relacionarlo a la cantidad de pruebas”, explicó Blanca Cuevas, directora de Profamilias, entidad dirigida a trabajar con la salud sexual y reproductiva.

De acuerdo con las más recientes estadísticas del Departamento de Salud, la mayoría de los casos en mujeres sigue siendo clamidia, mientras que en hombres es gonorrea. Además, se continúan reportando más casos de virus de papiloma humano.

Aunque Cuevas aclaró que cualquier persona que tenga encuentros sexuales sin protección está en riesgo de una enfermedad, reconoció que los jóvenes tienen diversas características que les ponen en riesgo, por lo que hizo un llamamiento a evitar estas prácticas.

“Los jóvenes, uno podría decir que pueden estar más a riesgo porque muchos no se atreven a hablar sobre el tema. Muchos no se atreven a buscar los servicios, aun reconociendo el Estado que pueden hacerse las pruebas sin el consentimiento de los padres”, explicó la portavoz de la organización.

Mencionó que otros jóvenes no tienen acceso a los condones, para lo cual recordó que están disponibles en las oficinas de Profamilias. Detalló, además, que “otros piensan que por ser la primera vez no les va a pasar nada”.

“No se sienten a riesgo porque están comenzando a experimentar o porque no lo hacen frecuentemente. Piensan que no les va a pasar nada y ahí se están arriesgando”, explicó Cuevas. Planteó que, en la edad de la juventud, muchos están más preocupados por el embarazo, por lo que optan por métodos anticonceptivos, mientras recordó que los únicos métodos que protegen de enfermedades son los condones.

Advirtió que otro riesgo a considerar es la exposición al consumo de alcohol y drogas, ya que, bajo los efectos de alguna sustancia, las personas cambian su manera de tomar decisiones.

“La clave es el protegerse y el hacerse las pruebas porque muchas de estas infecciones no demuestran síntomas, y ahí se sienten saludables y pueden estar transmitiendo la infección”, instó la directora ejecutiva. Las pruebas están disponibles en las clínicas de Profamilias y, según Cuevas, son muy fáciles de hacer.

Expuso que se recomienda que se practiquen de acuerdo con el riesgo. Por ejemplo, si son parejas con múltiples parejas sexuales, se sugiere que se las hagan cada tres meses, en cambio, si son parejas en una relación monógama pueden extender el tiempo a una vez al año.

Para información sobre servicios de Profamilias puede llamar al 787-765-7373.

Loading...
Revisa el siguiente artículo