San Juan Marriott Resort eleva experiencia para el turismo de placer

Luego de una inversión de $20 millones para la renovación de habitaciones y la construcción de una terraza frente al mar, el resort presentó nuevos ofrecimientos enfocados en el turismo de placer, los cuales incluyen una propuesta gastronómica que resalta lo mejor de la cocina puertorriqueña

Por Lynet Santiago Túa

Si hay algo que se aprecia al vacacionar es poder experimentar lo más especial del destino y, a la vez, sentirse acogido; y esto es justo lo que experimentan los huéspedes del San Juan Marriott Resort & Stellaris Casino, un resort urbano con todo lo necesario como para querer vivir ahí. De aquí surge la etiqueta #LaVidaMarriott.

Uno de los principales atractivos es que combina comodidad, diversión y relajación, para satisfacer las necesidades de toda la familia. Además, su privilegiada ubicación en el corazón del Condado, permite tomar el pulso de la ciudad sin necesidad de trasladarse, para aprovechar al máximo la estancia.

Cual mirador oceánico, las paredes en cristales que delimitan su extensión, propician una relajación instantánea, frente al paisaje tropical de la playa del Condado; esto mientras el vaivén de las olas y las palmeras brindan una serenidad que, por momentos, pareciera alejarnos de la urbe.

“El urban resort experience brinda a nuestros huéspedes la oportunidad de experimentar cómo viven los puertorriqueños, porque tenemos accesibilidad para todas partes y múltiples opciones de tiendas y restaurantes a pocos pasos”, resaltó Joaquín Cruz, director de mercadeo, al destacar la cercanía de los varios atractivos turísticos, como por ejemplo el Viejo San Juan.

Otro de los atributos del San Juan Marriott Resort son las amplias y acogedoras habitaciones, distribuidas en dos torres (513 dormitorios y 14 suites), que en su mayoría también nos regalan impresionantes vistas al mar Atlántico.

El resort, rodeado de jardines paisajistas, también cuenta con un spa y una lujosa piscina al aire libre, con un tobogán de 90 pies en espiral, fuentes de agua, jacuzzi y barra.

Entretenimiento y relajación

Los adultos pueden disfrutar de música en vivo en el Red Coral Lounge, o probar suerte en las 20 mesas de juego  del Stellaris Casino o en las 400 máquinas tragamonedas.

“Para nosotros es bien importante que la gente pueda disfrutar del entretenimiento musical en vivo. Contamos con las noches de música tropical de jueves a domingo y ofrecemos clases de salsa para que los turistas conozcan nuestra cultura y tengan esa oportunidad de disfrutar lo que se vive en Puerto Rico, en un ambiente seguro”, enfatizó el director.

Los huéspedes también pueden tomar clases de yoga y ejercitarse en el Ocean Club Wellness Center, con entrenadores personales sin costo adicional. Mientras que el área spa cuenta con siete cabinas para relajantes masajes y modernos tratamientos para cuidar la piel.

Experiencias culinarias a otro nivel

La cocina del restaurante Gingambô se expresa a través de manos puertorriqueñas, buscando robustecer la experiencia culinaria tanto para el turista local, como para los visitantes.

“Quisimos elevar la experiencia culinaria enfocados en el viajero de placer para que disfruten de nuestra excelente gastronomía sin tener que salir del hotel. Además la nueva terraza y barra con vista al mar ofrece un ambiente tan acogedor”, explicó Cruz.

Con esto en mente, el chef boricua Juan Lebrón diseñó una serie de ofrecimientos que acercan a los comensales a explorar con sabores caribeños, tomando como base la cocina tradicional puertorriqueña.

“Me encanta crear platos de la cocina tradicional puertorriqueña con un toque moderno, como el caldo santo (caldo de pescado elaborado con leche de coco, viandas y sofrito caribeño), el lomo de cerdo con una reducción de cerveza y  canapés de bacalaíto con tuna tartar, entre muchas otras recetas. En mi cocina no pueden faltar el sofrito, el ajo ni los ajíes”, afirmó Lebrón.

Entre las nuevas propuestas que ofrece Gingambô, figuran las experiencias culinarias al estilo bufet (all you can eat), que están disponibles todos los viernes (Guavate and Rum Experience) y los sábados (Seafood & Grilled Prime Cuts). La primera ofrece lechón a la brasa, arroz con gandules y guineítos en escabeche, entre otras delicias típicas. Mientras que el Seafood & Grilled Prime Cuts, dispone de mariscos y tiernos cortes de carnes de primera calidad.

En tanto, los domingos ponen a disposición del comensal un exquisito brunch junto con un pase de acceso a disfrutar de un día de playa y piscina.

La terraza de Gingambô también cuenta con una barra al aire libre frente al mar donde sirven una gran variedad de cócteles, cervezas y refrescantes daiquiri.

Aparte de la carta de vinos regular, en el restaurante se pueden adquirir botellas de vino, con 90 puntos o más de la revista especializada Wine Spectator.  Además, ofrecen una selección de cigarros para disfrutarse en un espacio reservado para fumadores frente al mar.

Por su parte, Dante Filosi (director de alimentos y bebidas), adelantó a este diario que, próximamente, ampliarán los ofrecimientos del sushi bar ubicado en el vestíbulo, lo que se convertirá en el Ohan Sushi Bar and Poke, así como la apertura de un espacio para degustar pizzas artesanales y coctelería italiana.

Otras experiencias

Para la conveniencia de los visitantes, el hotel proporciona cómodas sillas de playa con espaldar reclinable, hamacas, sombrillas, toallas y bloqueador solar. En las terrazas frente al mar, también se celebran los Sunset Dinner para propuestas matrimoniales o eventos privados.

San Juan Marriott Resort & Stellaris Casino

• Para reservaciones puede comunicarse al 787-722-7000 y acceder a www.marriottsanjuan.com

• Para el turista local cuentan con paquetes especiales de estadías, que incluyen vales de descuento para comidas y estacionamiento gratuito.

Loading...
Revisa el siguiente artículo