Avanza el uso del celular como tarjeta para pagar ¿masivo y seguro?

Un banco lanzó acuerdo con Google que permitirá a sus clientes pagar con el smarphone como si fuera una tarjeta con chip, mientras expertos afirman que sistema es seguro, pero no por ello hay que relajarse con las precauciones normales que se deben tomar

Por Pablo Contreras Pérez

Que el celular ya sea, practicamente, una parte más de nuestro cuerpo no es novedad. Tampoco que lo usamos cada vez menos para llamar y sí para otras cosas, pero usarlo como tarjeta de crédito es algo que no es masivo, todavía.

Y es que utilizar el smartphone como sistema de pago comienza a consolidarse en Chile. Si el año pasado un banco lanzó una aplicación y una multitienda firmó una alianza con Google Pay para sumarse a esta tecnología, esta semana otro banco de la plaza lanzó un acuerdo similar con la empresa del buscador y Visa para que sus clientes también se sumen a esta forma de pagar las compras.

¿Cómo opera? Se trata de la tecnología Near Field Communication (NFC) o “comunicación de campo cercano” y funciona mediante un sensor que se adosa al terminal de pago y permite establecer una comunicación por una proximidad, por ejemplo, con un celular apto. Es como acercar la tarjeta de crédito o débito con chip a la maquinita de RedCompra, pero usando el smartphone.

Cristián Peña, analista de Consumo de IDC Chile explica que Google Pay “es una plataforma que permite la interacción de tu información bancaria y los comercios asociados al pago mediante NFC”, aunque también existen otras como la plataforma de Apple, PayPal, Amazon Pay, etc.

En tanto, Mauricio Sepúlveda, académico de Ingeniería Civil Informática de la Universidad San Sebastián (USS) destaca que este sistema de pago cuenta “con mejores niveles de seguridad” e incluso afirma que “en un futuro no será necesario emitir tarjetas plásticas”, lo que será un ahorro para el cliente y el banco, dice.

¿Realmente seguro y para todos?

Varios son los casos que se han conocido en el último año respecto de clonaciones y filtraciones de datos de tarjetas. Los expertos afirman que este sistema sí es más seguro, pero no infalible.

Sepúlveda explica que sí es mejor que usar el plástico normal para pagar, porque “se utiliza la seguridad de identificación del equipo móvil”, además de que “Google Pay genera números de tarjeta virtuales y no informa los reales” e incluso “para pagar se puede configurar para aprobar desde el móvil. No es llegar y realizar el contacto”.

Pero ¿y si me roban el teléfono? Jonathan Namuncura, analista de software de IDC señala que esto “nos hará vulnerable a todo lo que ahí manejemos”, por lo que agrega que “es recomendable el uso de múltiples mecanismos de autenticación y validación” para el smartphone. En ese sentido, el académico de a USS recalca que “como con las tarjetas, debe cuidar sus claves o mecanismo de ingreso, en este caso, al celular”.

Otro detalle es qué tan masivo puede ser el uso de esta forma de pagar, cuando los teléfonos habilitados para ello son de gama más alta y, por ende, más costosos. Pese a ello, los expertos creen que igualmente habrá un avance progresivo.

De hecho, Sepúlveda indica que esta tecnología deriva de los chips similares a los usados por las Tarjetas Bip, “que es tecnología económica, por consiguiente, se masificará rápidamente”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo