Detectan inesperado ingrediente de cocina en Luna de Júpiter

El hallazgo lo hicieron varios científicos de la NASA

Por Johanna Prieto

Luego de realizar diversos análisis en la superficie de la Luna los expertos lo confirmaron.  Científicos detectan inesperado ingrediente de cocina en Luna de Júpiter.

Científicos pertenecientes a la NASA y a la agrupación Caltech han confirmado, gracias a los datos recopilados por las naves Galileo y Voyager, que la Luna Europa de Júpiter está totalmente cubierta por una capa de agua llena de cloruro de sodio en su interior.

Esta se encuentra totalmente cubierta por una superficie helada, la que hace que la composición de la superficie sea similar a la "sal de mesa" que todos conocemos.

Esta comprobación se pudo hacer gracias a los estudios realizados por las naves Galileo y Voyager en la zona y además complementados por el Telescopio Hubble.

La capa de hielo existente en Europa es reciente, los expertos estiman que esta sal que se encuentra en la superficie de esta Luna puede derivar de un Océano que existe debajo de la superficie rocosa.

Luna y la sal de mesa

Este llamativo descubrimiento por parte de este grupo de científicos se logró identificar gracias al espectómetro existente en la nave Galileo, el cual los expertos se encuentran utilizando para estudiar la superficie de este gigantesco satélite.

Lo que se detectó en una primera instancia fue claro, ya que la sustancia que existente en la superficie, está compuesta por sales de Sulfato de Magnesio, similares a la sal común y corriente que todos solemos conocer y consumir.

Sin embargo gracias a nuevas mediciones se pudo detectar que finalmente estos eran compuestos de Cloruro de Potasio.

Estos nuevos registros se lograron con la ayuda de una medición de mayor resolución espectral proveniente del Observatorio W.M Keck, ubicado en Maunakea en el Estado de Hawai, el cual fue el encargado de sugerir a los expertos que realmente el compuesto existente en la superficie era diferente.

Costó pero se pudo

Según palabras de los propios investigadores encargados del estudio "El cloruro es un poco invisible en la superficie de Europa, antes de realizar el proceso de irradiación es dificil confirmar de que existe en ese lugar, pero después de este proceso el color saltará directamente hacia nosotros".

El proceso de irradiación en la superficie de Europa fue logrado gracias a las imágenes obtenidas por el Telescopio Espacial Hubble y otras recolectadas por Voyager, las cuales al estudiarse de forma simultanea se observó un espectro de 450 nanómetros, el cual corresponde a sal irradiada, confirmando que el color amarillo es causado por la sal de la superficie.

Finalmente, los expertos estiman que existe una gran probabilidad de que esta sal derive quizás de un Océano debajo de la superficie, pero aún deben seguir realizando más estudios para seguir descubriendo más misterios de la llamativa Luna de Júpiter conocida como Europa.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo