La copa menstrual, ¿una mejor alternativa?

La copa menstrual propone ser una alternativa libre de químicos, más barata y ecológica para las mujeres durante el periodo menstrual.

Por Camila Domínguez

La copa menstrual ha estado presente desde 1930, pero ha tenido auge en los últimos cinco años. Se trata de una opción ecológica en reemplazo a las toallas sanitarias y los tampones.

Según la empresa “Change to Green”, que produce artículos a base de algodón orgánico, más de 45 billones de tampones y toallas sanitarias se usan cada año en el mundo. Estos productos de higiene femenina toman 500 años en descomponerse. Cuando estos no son desechados adecuadamente, liberan químicos dañinos al ambiente.

El ginecólogo Luis Fernando Rodas asegura que la copa menstrual tiene ventajas al ser más higiénica que el tampón y la toalla sanitaria. En estos se impregna la sangre y las bacterias se duplican, lo que provoca infecciones vaginales. Rodas explica que las toallas sanitarias que tienen olor y/o color pueden ocasionar irritación en la parte pélvica, por tener una capa más de químicos.

"Con el tampón y la toalla sanitaria hay más posibilidades de infecciones vaginales por estar hechos de materiales sintéticos", comentó Rodas.

¿Qué tanto sabes de métodos anticonceptivos?

Con el objetivo de informar y educar a las y los jóvenes guatemaltecos sobre métodos anticonceptivos, salud sexual y reproductiva, Asociación PASMO creó la fan page Úsala Bien. ¡Conoce los detalles!

¿Cómo se usa la copa menstrual?

La copa menstrual es flexible. Por ello, es posible doblarla e insertarla en la vagina durante el periodo menstrual. Una vez colocada recupera su forma y colecta el fluido menstrual. Se puede usar hasta por 12 horas y cuando ya está llena, se retira y se desecha la sangre en el inodoro. Para volver a usarla se limpia con jabón antibacterial y se coloca nuevamente. Se recomienda hervirla una vez al día.

Otro beneficio de la copa menstrual es que es más económica, pues cuesta alrededor de 32 dólares y puede durar hasta 10 años. Es una cantidad significativamente menor en comparación a los $9,300 dólares que, en promedio, se gastan en toallas sanitarias en una década.

Los 3 pasos básicos para hacerte el autoexamen y prevenir el cáncer de mama

El programa “Juntos por la cura” de cereales y granolas Fitness de Nestlé tiene el objetivo de concientizar a las mujeres sobre la detección temprana del cáncer de mama.

¿Por qué reapareció después de tanto tiempo?

El ginecólogo José Alejandro Andrews indica que se debe a que las copas menstruales ahora se elaboran de silicón médico. Anteriormente, eran de látex, material que atraía bacterias. Además, no son descartables, pues pueden durar de 5 a 10 años, si se cuidan de forma correcta.

Los beneficios son varios: un menor gasto, mayor higiene, más comodidad y menos contaminación al medio ambiente.

La copa menstrual es, sin duda alguna, una opción innovadora para el estilo de vida de la mujer actual.

Loading...
Revisa el siguiente artículo