Cinco formas de proteger tu salud mental en esta temporada de huracanes

Aceptar cómo te sientes, así como entender y cuidar tus emociones, son también una parte importante de prepararse para nuevos eventos.

Por Metro Puerto Rico

Los huracanes Irma y María dejaron huellas en el País y marcas en los individuos, y muchos de esos rezagos pueden durar mucho después del evento. El estrés y la preocupación, en especial durante una temporada de huracanes, es totalmente normal.

Es por ello que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) destacó algunos de las experiencias más comunes tras un desastre natural, para sugerir maneras de tomar el control, entender y cuidar tus emociones.

Algunos de los signos de estrés relacionados a desastres naturales incluyen:

  • Tristeza o desesperanza
  • Dificultad para dormir
  • Pobre rendimiento en el trabajo
  • Dificultad para concentrarse o comunicar ideas
  • Dolores de cabeza o problemas de estómago
  • Desorientación o confusión

Es por eso que incluso estos cinco cambios o acciones pueden hacer la diferencia:

  1. Cuídate: Algo tan simple como añadir una breve rutina de meditación o sacar tiempo para caminar puede ayudarte a sentirte mejor. Intenta comer mejor y dormir suficiente.
  2. Descansa y disfruta: Toma tiempo para llevar a cabo actividades que disfrutas. Toma respiraciones profundas y pausas para recordarte que la manera en que te sientes al momento no es permanente.
  3. Expresa tus sentimientos y conecta con otros: Conversa con alguien sobre lo que sientes, incluso cuando te resulte difícil. Pasa tiempo con tu familia y amigos.
  4. Infórmate, pero hazlo sabiamente: Conocer lo que podría pasar durante una emergencia puede ayudar a calmar tu estrés. Ve las noticias para actualizaciones oficiales y procura que las fuentes sean confiables. No te expongas demasiado a noticias que puedan despertar o provocar experiencias relacionadas a desastres naturales.
  5. Busca ayuda: No sientas temor o vergüenza por solicitar ayuda. Procurar consejería si tú o alguien de tu familia está experimentando problemas relacionados a un huracán. Doctores, consejeros, grupos de ayuda, instituciones religiosas y otras organizaciones te pueden ayudar.

También es importante que prepares un botiquín de emergencias para esta temporada. Reúne suficiente comida y agua para diez días por cada miembro de la familia. Saberte preparado puede reducir el estrés.

En momentos de emergencia puedes encontrar ayuda y consejería a  través de la Línea PAS (1-800-981-0023), que opera todos los días del año, 24 horas al día.

Loading...
Revisa el siguiente artículo