Hombre quiso encubrir la muerte de su esposa con conversaciones de WhatsApp

El caso sorprendió a la comunidad

Por Nueva Mujer

Luego de plantar falsa evidencia el hombre confesó que en un ataque de celos acabó con la vida de su pareja sentimental.

Edgar Alexander Calderón vivía con Gina Paola Manrique y sus dos hijos. La mujer era reconocida en la ciudad de Neiva por ser una exitosa empresaria, sin embargo, muchos no se imaginaron que su vida familiar no era tan brillante como su carrera laboral.

Al parecer, la relación de la pareja se había deteriorado hace algunos años, por lo que ella había tomado la decisión de irse de la casa.  Pero, no fue sino hasta una mañana en la que Gina llegó a la hora de la madrugada que en medio de una discusión que le confesó sus intenciones de dejar la vivienda.

El empresario en ese momento intentó arreglar la situación planteando diferentes soluciones a su relación. No obstante, ella no accedió y en respuesta se fue de la casa mientras el tomaba alcohol.

Cuando Gina regresó él la interrogó a tal punto que ella terminó confesando que tenía otro hombre en su vida. En ese momento Edgar tomo un objeto que tenía cerca y lo usó en contra de la mujer hasta que no pudo respirar más.

Al reconocer lo que había hecho, el hombre tomó el celular de su esposa y se escribió a su WhatsApp. Allí, supuestamente, ella le confesaba que quería terminar con su vida, mientras él le respondía que pensara las cosas.

Posteriormente, él salió a la calle donde continuó bebiendo alcohol. La niñera de los niños llegó a cumplir su horario laboral y al encontrarse con la situación procedió a llamar a las autoridades.

Luego de la respectiva investigación, el hombre lloró mientras relató los hechos a la familia de su esposa y al juez. Además, pidió perdón por lo ocurrido.

No obstante, la sentencia que el hombre tendrá que enfrentar es de unos cuantos años.

Te mostramos en video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo