Felicidad y bienestar: van de la mano

Lea la columna de la educadora en salud Lilly Rivera

Por Lilly Rivera

La felicidad es algo que se comenta mucho y se desea. Pero ¿sabemos cómo conseguirla? ¿Llega por su cuenta o hay que trabajarla? ¿Es indispensable la felicidad en nuestras vidas? ¿Qué hace la gente para alcanzar estados de felicidad? ¿Puede ser sostenible la felicidad? ¿Cómo se relacionan el bienestar y la felicidad? ¿Valdrá la pena su estudio?

“Desde la perspectiva de la psicología positiva, la felicidad…comprende varios elementos: el aspecto sensorial y emocional, que incluye las experiencias placenteras, la alegría y las emociones positivas; el componente cognitivo, que se refiere a cómo evaluamos nuestra vida y qué tan satisfechos estamos con ella; y el sentido de la vida, el sentir que nuestra vida tiene propósito y vale la pena,” según el Instituto de Ciencias de la Felicidad. 

La profesora de Psicología de la Universidad de California, doctora Sonja Lyubomirsky autora del libro La ciencia de la felicidad, dice que todos los seres humanos quieren ser felices, pero pocos se dan cuenta de hasta qué punto pueden aumentar su felicidad.  Mientras, el profesor de Psicología de la Universidad de Pennsylvania, doctor Martin E. P. Seligman, uno de los máximos exponentes de la psicología positiva, en su libro Aprenda optimismo, expone que el aprendizaje del optimismo no consiste en aprender a decirnos cosas positivas. De hecho, indica que las expresiones positivas que dirijamos hacia nosotros mismos no tienen efecto alguno. En cambio, lo que uno piensa cuando fracasa, usando la fuerza del “pensamiento no negativo”, poder modificar las cosas que uno se dice para sí mismo cuando se atraviesa por algún contratiempo, es la habilidad clave del optimismo.

“Qué tenemos de bueno y cómo podemos usar esos dones para construir buenas vidas y hacer un mundo mejor” es una de las premisas del libro La ciencia del bienestar, de Carmelo Vázquez y Gonzalo Hervás.  Estos autores indican que las emociones positivas son importantes porque son indicadores de buen nivel de bienestar. Añaden que las experiencias positivas contribuyen a la felicidad de la gente y que los pequeños gestos cotidianos pueden mejorar nuestras vidas.

Los cuatro investigadores a los que hago referencia tienen en común varios argumentos basados en evidencia que considero importantes. Como, por ejemplo, que la felicidad y el bienestar están en lo que piensas y cómo piensas, que el tema de la felicidad debe estudiarse de forma rigurosa, que todos queremos y deseamos ser felices, que la felicidad es importante para obtener y mantener el bienestar, y que se puede aprender a pensar positivo y a experimentar estados de felicidad de manera cotidiana.

Estos son los cinco elementos de bienestar de Seligman, que contribuyen a la felicidad.

1. Emociones positivas – Las personas que experimentan emociones positivas son más atentas, tienen mejor memoria y se pueden expresar mejor verbalmente. Cuando experimentamos emociones positivas, nos sentimos activos, interesados, inspirados, entusiasmados u orgullosos.

2. Involucramiento  – Es cuando realizas una actividad, como por ejemplo, crear música, dibujar, conversar con alguien que te agrade o practicar algún deporte o pasatiempo y quedas completamente absorto o en estado de “flow”. El tiempo pasa y no te das cuenta, olvidas lo demás, te sientes muy feliz.

3. Relaciones positivas – El establecer relaciones interpersonales positivas, ya sea en el trabajo, con la familia, amistades o pareja constituye un soporte social que apoya a las personas al enfrentar situaciones adversas. Los vínculos con personas que comparten nuestros intereses, metas o afectos son necesarios para sentir bienestar.

4. Significado – El tener significado o vida con propósito consiste en utilizar las capacidades cognitivas y emocionales para realizar actividades que contribuyan de manera positiva en el desarrollo de un grupo de personas, de una comunidad o de un país.

5. Logros o metas alcanzadas – Lograr o alcanzar metas, pequeñas o grandes, es automotivante.

Como ves, la felicidad la trabajamos diariamente. ¡Activa tu felicidad!

Loading...
Revisa el siguiente artículo