5 señales que indican que necesitas salir viaje ¡YA!

Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras que podrías tener en la vida y te ayudará a sanar mente, cuerpo y el alma.

Por Karen Hernández

Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras que podrías tener en la vida; es la clave para sanar tus males y no sólo aquellos que tienen que ver con la mente, sino con el cuerpo y el alma. Sin embargo, el ajetreado ritmo de vida que llevamos es una de las razones por las que no podemos despegarnos del trabajo o los deberes en casa, provocando que acumulemos estrés al por mayor.

Viajamos porque lo necesitamos, no importa si es dentro de tu país o a horas de distancia. Sin viajar la vida no se sentiría completa. Así que aquí te dejamos algunas señales que indican que es hora de que dejes todo y te tomes unas merecidas vacaciones.

Lo más cerca que tienes de la playa o las montañas es tu protector de pantalla.

Esa foto de stock de un bonito paisaje es lo único que te mantiene con vida día tras días. Escápate, haz una caminata y tómate una foto real.

Estás teniendo problemas en el trabajo

Sientes que se te secó el cerebro, estás cometiendo errores por descuido, llegas tarde y te mueves prácticamente por inercia. Si ya no estás tan emocionada de trabajar aunque te guste lo que haces o te has vuelto pe´sima en actividades en las que solías destacar,  es probable que necesites un descanso. No lo pienses más y pide tus vacaciones. Te ayudará a despejar la mente y absorber motivación.

Te estás enfermando con más frecuencia y tardas más en recuperarte

Cuando tu cuerpo está agotado, tu sistema inmunológico no funciona al cien por ciento, por lo tanto, eres menos capaz de combatir las infecciones y tienes más dificultades para recuperarse cuando te enferma. Es hora de alejarte de la locura de tu entorno de todos los días y descansar un poco lejos de este.

Te pesa el cuerpo todo el tiempo

Si te sientes pesada, letárgica y agotada físicamente, puedes estar sufriendo de fatiga, una de las respuestas físicas más comunes al estrés. Desafortunadamente, esta condición puede volverse crónica y es un signo definitivo de que necesitas alejarte de todo lo que alimenta tu estrés.

Los pequeños problemas parecen enormes

Cuando estás en un buen lugar mental y emocionalmente, puedes manejar esos altibajos que se te presentan, con facilidad y delicadeza. Pero si estás demasiado estresada, olvídalo, todo parecerá el fin del mundo. Incluso las pequeñas molestias sin sentido parecerán abrumadoras y pueden hacer que explotes y te desquites con todos. ¡Respira y huye!

Te recomendamos en video

Loading...
Revisa el siguiente artículo