Dramática alza de casos de influenza reportados

La cifra es más del doble en comparación con la misma fecha el pasado año, cuando eran recientes los estragos del huracán María

Por David Cordero Mercado

El número de casos de influenza reportados en Puerto Rico en lo que va de temporada 2018-2019, es más del doble de los casos reportados el pasado año para la misma fecha.

De acuerdo con el último informe semanal de Vigilancia de Influenza, el número hasta el 10 de noviembre de 2018 ascendía a 3,162, mientras que para la misma fecha el pasado año el reporte reflejó 1,388 casos. El aumento se ubica por encima del doble en los casos de hospitalizaciones, con 214 en lo que va de la temporada actual, frente a 101 reportados para la misma fecha el pasado año.

La temporada de influenza de este año comenzó el 1.o de julio de 2018 y se extiende hasta el 29 de junio de 2019. Según los datos del informe de la semana 45 (4 al 10 de noviembre de 2018), solo en ese periodo se reportaron 355 casos y 21 hospitalizaciones, mientras que durante la semana 44 se reflejaron 276 casos y 12 hospitalizaciones. Los números reflejan un aumento de más de 75 casos entre una semana y otra. En lo que va de temporada, la región de Bayamón ha sido la más afectada.

3,162 – Casos de Influenza reportados en el último informa de vigilancia

 

“Uno esperaría que en caso de que no haya epidemia, el número fuera más o menos el que ocurrió el año anterior, con alguna leve variación. Cuando hay más casos de lo esperado, ya hay que decretar una epidemia”, explicó la doctora Cruz María Nazario, epidemióloga de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Al comparar las cifras con el pasado año, sin embargo, hay que tomar en consideración que para esta misma fecha, en 2017, Puerto Rico vivía aún los estragos más crudos tras el paso del huracán María, un periodo para el que apenas estaban funcionando los sistemas de vigilancia, recordó Nazario.

“El año pasado fue uno muy irregular; los hospitales no estaban funcionando. No se estaba haciendo nada, apenas sobreviviendo”, apuntó la catedrática. Este año los sistemas de vigilancia deben estar funcionando con normalidad, de modo que —comparado con el año anterior— podría “haber un exceso de casos que se explican por mayor vigilancia”.

Si los números actuales se comparan con los registrados para la misma fecha, pero en el año 2016, la cifra de la temporada corriente permanece por debajo. Para ese año, ya se habían reportado 5,559 casos hasta la semana 45. Sin embargo, cabe mencionar que la vacuna que se utilizó contra la influenza durante la temporada de 2016-2017 fue efectiva solo en 40 % de los casos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). Específicamente contra la cepa A (H3N2), su efectividad fue solo de 33 %.

Las cifras de la temporada actual sostienen que el número total de casos reportados hasta el momento está por encima del umbral histórico, pero por debajo del umbral de alerta. Esto significa que aún no es momento de que sea declarada una epidemia, explicó la doctora Nazario, pero mucho menos de bajar la guardia. Si las cifras superaran el umbral de alerta, sería necesaria una declaración de ese tipo.

“¿Cómo es que nos protegemos del contagio de influenza? Lo más importante es la higiene”, enfatizó la epidemióloga.

Consejos básicos como taparse la boca al toser, lavarse las manos, utilizar pañuelos desechables y lavar todas las superficies con las que las personas entran en contacto, son algunas de las recomendaciones que siempre debe tener presente para prevenir el contagio de la enfermedad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo