Sabores de película en Cinema Bar 1950

Cinema Bar 1950 cuenta con salas donde, semanalmente, se presentan películas y obras de teatro

Por Lynet Santiago Túa

Inspirado en el glamour de la época de los años cincuenta, época dorada del rock ‘n’ roll y los movimientos que comienzan a surgir en todos los ámbitos, el restaurateur Tito Enriquez desarrolló Cinema Bar 1950, un espacio que combina la gastronomía y las artes.

“Este lugar se ha ido convirtiendo en un ícono del cine y del teatro. Es un espacio para la gente que hace teatro y los que están comenzando. Hemos podido apoyar no solamente en el aspecto del restaurante, sino a los actores,  productores y cineastas para que puedan tener un espacio donde presentar sus trabajos”, destacó el empresario.

Su ubicación —establecido en la calle Norzagaray en el Viejo San Juan— lo hace ostentar la mejor vista de la zona turística, desde donde se aprecia el castillo San Felipe del Morro en todo su esplendor.

El espacio cuenta con  una sala tipo café teatro y otra para la proyección de películas. Además, como sugiere su nombre, integra una cómoda barra y un salón comedor, ambos decorados con memorabilia de personalidades famosas y alusivas al cine, y una terraza al aire libre.

“Todas las semanas tenemos algún show de stand-up comedy y películas que se proyectan durante unas tres semanas. También el cine se ocupa, en ocasiones, para actividades privadas educativas para fomentar las artes”, explicó Enriquez.

La propuesta culinaria la definió como cocina criolla tradicional fusionada con un toque gourmet.

El área de teatro cuenta con un menú de tapas, que también se pueden disfrutar en el área de la barra.

Uno de los platos más ovacionados es el arroz campo, una versión paella criolla, que se confecciona con longaniza artesanal, churrasco y pollo; y el surtido jíbaro, que trae tostones rellenos de ceviche, bolitas de mofongo, croquetas de queso manchego con jamón serrano, longaniza y tacos de pescado.

“Aquí todo es fresco, sobre todo el pescado, que es de pescadores locales porque nuestra línea es apoyar al agricultor, al pescador y los carniceros de la isla. Nuestra visión es ayudar y apoyar al de aquí primero”, aseguró Enriquez.

Cinema Bar abrió en 2014
“Este es un lugar único, por sus propias características. Es único no solo por su vista a El Morro, sino porque es difícil encontrar un cine y un teatro que sea también restaurante. Mas allá de esto, la idea fue representar en nuestras paredes a los personajes puertorriqueños que han dejado huellas en alguna disciplina o tema social, como poetas, escritores, periodistas, deportistas, cantantes y actores”, añadió.

En el espacio de la barra, sirven más de 25 tipos de mojitos, elaborados con frutas naturales. “Todas las frutas se maceraran al momento. También tenemos 35 selecciones de vinos, y 80 tipos de ron de todas partes del mundo”, precisó.

Por su parte, el hermano de Tito, Rafael Enriquez, arquitecto que se ocupó del diseño del lugar, detalló: “Nos enfocamos en elementos tradicionales y coloniales que se integraran con el contexto del Viejo San Juan. Se buscaron elementos representativos antiguos para darle cierta originalidad al lugar”.

Apoyo a los artistas

“Es importante que las personas apoyen las artes, el cine, el teatro y a nuestros artistas. Las artes son un modo de expresión del pueblo y eso no se puede dejar morir. Más aún, luego del huracán María, cuando se cerraron espacios para los artistas. Ayudamos a los artistas, que se vieron tan afectados por la situación económica”, exhortó Tito Enriquez, quien lleva más de 30 años relacionándose con la industria del entretenimiento puertorriqueño.

Loading...
Revisa el siguiente artículo