Se aumenta el busto para gustarle más a su novio y su vida se convirtió en un infierno

"Las prótesis de silicona intoxicaron mi cuerpo". Ha sido ingresada más de 70 veces en urgencias de hospitales

Por Christian Monzón

Anna Paola Xodo es una joven italiana de 30 años que trabaja como modelo y que lleva años padeciendo un infierno debido a una operación para aumentar el tamaño de su busto.

A los 22 años estudiaba en la universidad y realizaba labores en el mundo del modelaje, siendo alabada por su belleza. Sin embargo, pese a los halagos recibidos, ella no se sentía del todo conforme con su cuerpo.

"Tenía el mundo en mis manos pero un amor me catapultó al abismo y aún no he sido capaz de salir de ese agujero", señaló la joven en su cuenta de Instagram.

En ese sentido, afirmó que lo único que quería era gustarle a su novio y sentirse amada, por lo que se efectuó la mencionada cirugía para hacer feliz a su pareja. El problema fue que no resultó de buena manera la intervención.

"Era tan joven, tan ingenua, tan bella e insegura. Malditas inseguridades", expresó Xodo respecto a cómo su mente la llevó a realizarse la operación que le trajo un sinfín de problemas. Al despertar de la cirugía, empezó a sentir sus piernas muy inflamadas y calientes. "Las prótesis de silicona intoxicaron mi cuerpo", señaló.

"Desde 2011 a julio de 2018 me ingresaron más de 70 veces de urgencia en el hospital. Un infierno que no le deseo a nadie. Los médicos en Italia no entendían qué tenía porque mis exámenes eran perfectos, era yo mi propia enemiga, un factor común en las mujeres que tienen esta 'enfermedad oscura", manifiesta Anna Paola.

Como una especie de terapia, la joven comenzó a contar su experiencia con este mal a través de Instagram, en donde pese a referirse a su problema como la "enfermedad de los implantes de pecho", no ha dado mayores señales sobre cuál es específicamente su dolencia.

Playboy la salvó

Hasta allí todo seguía igual. Pero un día se contactó con ella Crystal Harris Hefner, la ex esposa del fundador de Playboy Hugh Hefner, la cual le dio la solución a sus dolores.

La recomendó que fuera a Estados Unidos y que había un médico que podría ponerle fin a su infierno. Viajó hacia allá, le retiraron las cápsulas protésicas y ahora todo está mejor. "Desde ahí comenzó mi renacimiento. Me estaban envenenando", expresó Xodo.

Tras esto dio un vuelco en su cuenta de Instagram, aconsejando a mujeres que pasen por los mismos problemas de inseguridad de ella, emplazándolas a "quererse más a uno mismo. Somos una máquina perfecta, no hace falta que nos retoquemos. He vivido un dolor atroz, pero ahora estoy más fuerte que nunca".

Loading...
Revisa el siguiente artículo