El poderoso mensaje de Aislinn Derbez a todas las mamás que están pasando por la "presión post-parto"

Aislinn Derbez se ha convertido en un modelo a seguir por su honestidad y apertura con sus seguidores sobre la maternidad

Por Karen Hernández

Para Aislinn Derbez no hay nada más importante que disfrutar de la compañía de Mauricio Ochmann y su pequeña hija Kailani, quien ya tiene 6 meses de nacida. Cada que puede, comparte los momentos más bellos en compañía de su familia ya sea que se encuentre de vacaciones en la playa o disfrutando de un domingo en casa.

Y mientras que Kailani se ha convertido en toda una celebridad de las redes sociales por su increíble simpatía, Aislinn ha sido un modelo a seguir para muchas mujeres que están atravesando un embarazo o que son madres primerizas, enfrentándose a los retos de tener un bebé en casa. Así, a través de su cuenta de Instagram, la actriz se dedica a compartir tips para el desarrollo del bebé así como sus experiencias con la lactancia o productos de belleza que ayudan a recuperar la piel tras el embarazo.

Algo que sorprende es que siempre ha sido muy honesta con respecto a los estragos de la maternidad como lo es el cansancio, las manchas, las estrías y por supuesto, el temido abdomen post parto. Aunque claro, la evolución de su cuerpo tras seis meses de dar a luz ha sido bastante sorprendente pues la hija de Eugenio Derbez luce mejor que nunca.

A través de sus redes sociales Aislinn se sinceró y dedicó un poderoso mensaje a todas las mamás sobre el lento y difícil proceso de llevar su cuerpo a la normalidad durante los primeros meses de ser madre. De igual forma, reflexionó sobre la presión social de las redes sociales por tener un cuerpo perfecto y que puede volverse una verdadera pesadilla si no aprendes a amar tu cuerpo.

Quiero dedicar esto a todas esas mamás en posparto que sentimos la presión social de regresar a la normalidad (…) Cuánto daño hace compararnos. Creo que las redes sociales deben transmutar para hablar de lo real, lo humano y lo vulnerable, no solamente lo “perfecto”. Para mí en lo personal fue un proceso lento (y nada fácil). Tenía prisa por regresar “a la normalidad” pero estaba estancada con muchos kilos encima los primeros 5 meses de posparto. Durante un tiempo hacía ejercicio todos los días y no veía resultados. Hasta que paré todo y me dediqué a indagar más adentro, a ser más respetuosa, más amorosa y más agradecida con mi cuerpo. A darle tiempo, espacio y paciencia a mi cuerpo….

 

View this post on Instagram

Quiero dedicar esto a todas esas mamás en posparto que sentimos la presión social de regresar a la normalidad; a las que nos hemos sentido mal al ver otras mamás presumiendo “cuerpazo” o que se muestran “perfectas” como si nada les hubiera pasado a nada de haber parido. Porque no hay nada más lejano a la realidad de la gran mayoría… uff cuánto daño nos hace verdad? Y casi nadie habla al respecto… qué difícil es para todas a las que no nos pasa así. Cuánto daño hace compararnos. Creo que las redes sociales deben transmutar para hablar de lo real, lo humano y lo vulnerable, no solamente lo “perfecto”. Para mí en lo personal fue un proceso lento (y nada fácil). Tenía prisa por regresar “a la normalidad” pero estaba estancada con muchos kilos encima los primeros 5 meses de posparto. Durante un tiempo hacía ejercicio todos los días y no veía resultados. Hasta que paré todo y me dediqué a indagar más adentro, a ser más respetuosa, más amorosa y más agradecida con mi cuerpo. A darle tiempo, espacio y paciencia a mi cuerpo. A sanar no solo lo físico sino lo profundo. A confrontar y digerir tantos cambios y tomar de lleno la nueva responsabilidad que te obliga a dejar la inmadurez atrás. A darme cuenta cuánta seguridad había puesta en “regresar a la normalidad”… y si nunca regreso? Me pasó mil veces por la mente. Y después me di cuenta que sí, en efecto, nunca regresaré porque soy otra persona. Una gran parte de mí se murió en el parto y nació otra desconocida para mí. Y así como los bebés que cuando nacen todo es nuevo, no entienden nada, están en crisis constantes y necesitan mucha contención; el post parto (si nos permitimos vivirlo) también está lleno de crisis, es muy salvaje, solitario, crudo y hermoso a la vez. Y nadie nos puede contener como lo necesitamos más que nosotras mismas. Nadie que no lo haya vivido lo podría entender. Te sacude como pocas cosas en la vida, pero te curte desde lo más profundo para mostrarte quien realmente eres y de lo que eres capaz. Y ustedes, mamás, como lo han vivido? Y este post no valdría la pena sin mostrarles foto de como estaba hace 3 meses 😂el cuerpo es sabio y responde al buen trato, sin matarme con dietas ni ejercicio

A post shared by 🅐🅘🅢🅛🅘🅝🅝 🅓🅔🅡🅑🅔🅩 (@aislinnderbez) on

 

 

Te recomendamos en video

Loading...
Revisa el siguiente artículo