Opinión: Al "garo" la clamidia en Puerto Rico: Podrías quedar estéril

Lea la opinión de la periodista y especialista en Educación para la Salud Pública, Lilly Rivera

Por Lilly Rivera

La clamidia, enfermedad de transmisión sexual (ETS) prevenible, relacionada con alta probabilidad de infertilidad, ocupa el primer lugar en incidencia en los Estados Unidos y en Puerto Rico.

De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) acaban de reportar 1.7 millones de casos en los Estados Unidos durante el año 2017; y datos del Departamento de Salud local destacan 5,961 casos en Puerto Rico para el mismo año. La mayoría de los casos nuevos están ocurriendo en adolescentes y adultos jóvenes entre 15 y 24 años de edad.

La clamidia se transmite fácilmente a través del sexo anal, oral o vaginal con una persona infectada. Y por si no lo sabías, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que las personas infectadas por clamidia también suelen padecer gonorrea y están en mayor riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

La clamidia se trata y se cura fácilmente con antibióticos. Deben atenderse la persona infectada y su pareja, o parejas, al mismo tiempo. Y tomarse el medicamento como se indica sin abandonarlo. Si no, seguirán padeciendo la enfermedad y, como si fuera poco, continuarán sufriendo daños y regando la clamidia.

De acuerdo con los CDC, las mujeres pueden contraer clamidia en el cuello uterino, el recto o la garganta, y no saberlo porque, generalmente, no se presentan síntomas. Si los tuvieras, puedes observar flujo vaginal anormal, ardor al orinar, dolor o sangrado durante las relaciones sexuales, fiebre, náuseas, o dolor en la parte baja del abdomen. Si las mujeres no reciben tratamiento, podrían desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una infección grave en el sistema reproductivo, que puede ocasionar daños en las trompas de falopio, y esto, a su vez, hacer que no pueda quedar embarazada o llevar a un embarazo ectópico (fuera del útero). Si la mujer está embarazada y se infecta con clamidia, podría contagiar a su bebé en el parto. La clamidia puede causar graves problemas de salud en los bebés.

Los hombres pueden contraer clamidia en la uretra, el recto o la garganta. Pueden tener secreción del pene, ardor al orinar y ardor o picazón en el orificio del pene. La infección se puede propagar al tubo que transporta los espermatozoides desde los testículos, causando dolor y fiebre, y además, puede causar infertilidad.

Sabes si tienes clamidia haciéndote una prueba para detectarla, pídesela a tu médico. La manera más segura de evitar infectarte o contagiar a alguien es la abstinencia. Otras medidas recomendadas por los CDC son practicar la monogamia, es decir, tener sexo con la misma persona. Limitar el número de parejas sexuales y usar condones de latex de manera adecuada, siempre que tengas relaciones sexuales. Que tú, tu pareja o parejas se hagan pruebas de ETS y compartan los resultados antes de tener relaciones sexuales para que tomen las debidas precauciones. Evita emborracharte o drogarte porque esto aumenta la posibilidad de comportamiento riesgoso y potencial exposición a las ETS. Y muy importante: realizar estas medidas juntas para que funcionen. ¡Protégete!

Loading...
Revisa el siguiente artículo